lunes, 26 de marzo de 2007

Haiku 18

tras la tormenta
un espejo que tiembla
nubes y claros

2 comentarios:

Bender dijo...

Qué bueno verte de nuevo por el mundo blogero. Te leo atentamente

Javier dijo...

Desde tu ventana a mi muro
hilos por arañas tejidos
llorar del rocio y la escarcha

Feliz estancia en la ciudad luminosa