lunes, 18 de mayo de 2009

Benedetti y el testamento de los castaños

Estoy llorando. Me acabo de enterar de la muerte de Mario Benedetti, el poeta de mi adolescencia, de mis primeros amores, de mi acercamiento al otro lado del Atlántico a través de la palabra. El abuelo que me gustaría haber tenido, porque no tuve otro y porque en el espejo de sus poemas sentía una tremenda compañía cálida y cariñosa, sincera, generosa. Benedetti ya no está, y se me vienen a la cabeza, como una lluvia de versos, recortes de su literatura, pedazos de poesías suyas que tengo ya tatuadas hasta el reverso de lo que soy. Mario Benedetti me enseñó la diferencia entre la táctica y la estrategia, y me dijo que le servía mi sendero compañero, como a mí el suyo; Mario Benedetti me advirtió de los distintos estados de ánimo en que podemos transformarnos. Me animó a creer que en el mundo sigue habiendo utopías, y a indagar sobre la causa y efecto de la nostalgia. Sus palabras ardieron en mis manos al descubrirme que volver al sitio de donde venimos no deja de ser una forma de huir; y que somos un ovillo complicado, triste pero reconfortante...

Podría seguir, podría escribir toda esta noche alusiones a versos y poemas de Mario Benedetti que van desbordando mis lágrimas... Y sin embargo, ahora, lo que tengo más presente es el haiku que me firmó cuando, en el verano de 2003, acudí con unos amigos a una conferencia que daba en el marco de los cursos de verano de la Complutense en El Escorial. No calculamos bien la distancia entre la estación de cercanías y la sede de los cursos, que hubimos de recorrer andando; y cuando llegamos, apenas pudimos escuchar los aplausos que los asistentes a la charla le procesaban según acababa de terminar su intervención. No sin poca frustración, aguardamos una larguísima cola para, al menos, tener la oportunidad de mirar de cerca sus ojos y que nos firmase alguna obra suya.

Yo lo tenía claro: me tenía que firmar justo ese poemita, de su libro "Rincón de haikus". No es de los mejores que tiene, seguramente; pero la imagen que me evoca es tan poderosa, y tan bella, que tenía que ser ése:

las hojas secas
son como el testamento
de los castaños


Benedetti sonrió al tomarme el libro para firmarlo y, al ver la página que le señalaba para que dejase su estampa, me miró a los ojos y me dijo "Es también de mis preferidos".

Ahora las hojas de sus libros se han secado en mis estanterías. Menos mal que ahí está parte del testamento de sus castaños.

Hasta siempre.

miércoles, 6 de mayo de 2009

¿...Por todos, señora Aguirre, por todos...?

La Comunidad de Madrid sigue inmersa en una escandalosa crisis institucional con el polvo de la corrupción más que asomando bajo la alfombra del Gobierno regional. Al enterarme esta mañana de que el PP ha suspendido la militancia de López Viejo, Martín Vasco y Bosch, y al ver en las noticias del mediodía que el ex consejero de deportes del Gobierno Aguirre ha sido imputado por el caso Gürtel, no ha dejado de acompañarme en la retina este vídeo que recoge una intervención parlamentaria de Inés Sabanés en la que la portavoz parlamentaria de IU en Madrid le pregunta a la Presidentísima si mantiene eso de que pondría "la mano en el fuego" por todos y cada uno de quienes se habían visto salpicados por la trama corrupta. Hoy estamos hablando de más de un salpicón, y desde luego que la mandamás regional es quien ha provocado, con su actitud encubridora y de huida hacia adelante, que sea ella misma quien tiene más lamparones que el delantal de Caradecuero, el de La Matanza de Texas.



Esperanza Aguirre, en efecto, debe dimitir.

Este sábado, ¡no te pierdas el Acto central de IU!

domingo, 3 de mayo de 2009

Mi semana al rojo vivo


Pues sí, ya es domingo. Y aquí está un servidor, que acudió solícito y diligente a la llamada de Don Hugo, ante la imposibilidad de Don Juan de traernos la selección semanal de la bloggosfera roja, tal y como estaba previsto. Así es que me pongo manos a la obra en lo que ha sido una semanita intensa y muy movida, y me pongo con el 'handicap' de estar muuuuy cansado después del fin de semana en la sierra que hemos compartido Jóvenes de IU-CM.

La gripe porcina, la Justicia archivando una vez más querellas del PP difamatorias para la Izquierda, la crisis económica y su traslación al debate político madrileño, la importancia de llamarse Carla Sarkozy Bruni, la vida que sigue en el Ayuntamiento cordobés mal que le pese a quienes nos tiran piedras desde el eco de la marcha de Rosa Aguilar, o el 1º de mayo, han sido, entre muchos otros, los asuntos que han copado los titulares de la semana y las reflexiones de las bitácoras rojeras.

El lunes, empezando la semana con los pies bien plantados en el suelo, Surco reflexionaba sobre el absurdo de un Gobierno que opta por huir hacia adelante a pesar de que le persiguen ya a sus espaldas más de cuatro millones de personas paradas. Un apunte que no deja de subrayarse más a medida que conocemos los datos concretos de las contradicciones que esta crisis conlleva; en ello se centraba, con mucho tino y fina ironía, mi señor padre en el ecuador de la semana desde su atalaya de Kabila: recordando que las cifras de la catástrofe económica siguen guiñándole el ojo a los Botines de turno.

En la parte propositiva, el mismo jueves, Líber nos contaba sus impresiones del debate que en la Asamblea de Madrid había tenido lugar el día anterior, y aprovechaba para animarnos a acudir, más que nunca, a la manifestación del Día de los Trabajadores y Trabajadoras. Porque atajar la crisis y revertir nuestro depredador modelo económico no es una utopía.

Pero entre el lunes con la apreciación de Surco y el jueves en que Rafa y Líber enfocaron a su manera la crisis, pasaron otras cosas que no nos fueron ajenas. Algunas tremendamente tristes, como la muerte de Javier Ortiz que nos atragantó el café del martes y de la que se hicieron eco muchas bitácoras. Me quedo con las palabras de despedida de Hugo, ya que en muchas ocasiones ha opinado sobre las interesantes columnas de Ortiz y porque fue a través de él como me enteré de la noticia de su pérdida. Hasta siempre, Javier.

El mismo martes, cruzábamos el Rubicón con un tema que venía ya de la semana anterior: las pintadas que habían aparecido en el Casco Antiguo de Rivas insultando a la concejala de Cultura y Fiestas por la suspensión de los eventos taurinos, le sugerían a Antonio Flórez una hipótesis sobre su autoría en nada desdeñable. También fue el martes 28, y también a propósito de Rivas, cuando Sergio carraqueó una premonición que el miércoles se confirmaba, tal como diseccionaron varios bloggers, como por ejemplo (un, dos, tres, responda otra vez) don Ricardo.

Entre tanto, no vayamos a ponernos localistas, el mundo seguía girando a pesar de que la traslación y la rotación no parecían ser movimientos importantes en comparación con las caderas de Carla y Letizia. La deontología periodística no ha vivido su mejor semana, en sabia opinión de Juan Berga.

Hablando de calidad y pluralidad informativa, la verdad es que estos últimos siete días se ha agradecido que compañeros y compañeras de IU informen de primera mano de algunos asuntos que, filtrados por la prensa, pueden llegar maleados o, directamente, no llegar. El polvo levantado por Rosa Aguilar con su fuga al Gobierno andaluz no parece haberse convertido en lodo alguno para IU Córdoba, que afronta su sucesión de manera unitaria, ordenada y tranquila en la persona de Andrés Ocaña, según supimos por Juan Segovia.

El 1º de Mayo, la portavoz parlamentaria de La Izquierda en la Comunidad de Madrid, no paró de trabajar y abrió hueco en su bitácora a la iniciativa de IU e ICV en el Congreso de los Diputados para que éste condene las palabras temerarias, irresponsables y siniestras del Papa en contra del uso del preservativo. Inés Sabanés puntualizó la diferencia entre la falta de respeto a religión alguna y el compromiso laicista y aconfesional, en este caso como valedor de la salud pública.

Y como no podía faltar, la bloggosfera roja se ha ocupado largo y tendido en estos siete días de la gripe porcina; de todas las incontables referencias, me quedo con la de Manuel Ortiz en sus Apuntes de Bolsillo, porque trasciende el suceso informativo mismo para adentrarse en una política-ficción que lejos de entregarse al escapismo fantasioso, ayuda a encajar piezas en el puzzle de otro mundo posible.

Volviendo a la reflexión sobre el tratamiento informativo y el filtro mediático, me ha encantado cómo El Hijo Rojo ahonda en las implicaciones prácticas que tiene que determinados movimientos sociales o expresiones reivindicativas sean consideradas (o no) "antisistema"

Y para terminar, en estos tiempos europeos preelectorales, os recomiendo que visitéis el siempre interesante blog de Raül Romeva (candidato número 2 de IU-ICV al Parlamento europeo), en este caso para conocer la propuesta de la que hoy mismo ha hablado y que se debatirá mañana en la Eurocámara, para la ampliación de la baja maternal y la corresponsabilidad paterna.

Por esta semana, que ya véis que ha estado cargadita y al rojo vivo, es suficiente... Me parece que la tila que comentaba Hugo el domingo pasado no es mala idea... No os perdáis la selección del domingo que viene, que correrá a cargo de Líber.

viernes, 1 de mayo de 2009

La Semana Roja de Hugo


Esta semana ha sido Hugo el encargo de dar un repaso a lo que los siete días anteriores había venido cociéndose en la bloggosfera roja, y lo cierto es que, como él mismo indica, ha tenido un trabajo chungo debido a que el patio había estado intenso, curtido y con mucho donde hincar el diente informativo y de opinión. Aunque ha superado la prueba con nota, como podéis consultar en su cosecha recopilatoria, que os dejo aquí en un ejemplo no de vaguería, ojo, sino de prisas, ya que estoy ultimando mi maleta para el Encuentro de Jóvenes de IU-CM que celebramos este fin de semana en Cercedilla. Este domingo, seré yo el encargado de la Semana Roja, así que aprovechad estos dos días para ponerme difícil la selección, ¡hombre ya!

Un, dos, tres, responda otra vez...

Por caña de cerveza en el chiringuito de Izquierda Unida por cada respuesta correcta, díganos cosas que seguro que NO ocurren en Rivas este año durante sus fiestas de San Isidro. Por ejemplo: lo de Pinseque. Un, dos, tres, responda otra vez.