martes, 16 de noviembre de 2010

República Bananera 1, Modelo social europeo 0

El pasado sábado, el diario El País publicaba en su sección Internacional dos interesantes noticias, maquetadas en la misma página en la edición impresa: la reforma del sistema financiero venezolano y la reforma de la Seguridad Social alemana.



En ambos casos, la presentación de las noticias refleja perfectamente la línea editorial del periódico: por un lado, al hablar de la nueva Ley de Instituciones Bancarias impulsada por el Gobierno de Chávez, se aprecia el evidente empeño de demonizar el proceso bolivariano y caricaturizarlo como un totalitarismo bananero. El uso del verbo "confiscar" en el titular delata esa agresividad del diario de Prisa, que acentúa las surrealistas referencias, ya en el cuerpo de la noticia, a la escasez de beneficios de los bancos que operan en Venezuela. Pobre Botín, pobre BBVA.

La reforma del sistema financiero venezolano que está sobre la mesa obligará a las instituciones bancarias a dedicar un 5% de sus beneficios brutos a proyectos de interés social y desarrollo comunitario, y a crear un fondo, equivalente al 10% de su capital social, que sirva como garantía de pago a los trabajadores en caso de quiebra o cierre. Mientras, en España, la pinza PP-PSOE entrega un cheque en blanco a la banca privada para apoderarse de las cajas de ahorro.

Del otro lado, el desmantelamiento de la Seguridad Social alemana impuesto por el Ejecutivo democristiano-liberal de Angela Merkel, se encuadra en la lógica y la retórica de las reformas "estructurales" que precisa el Estado del Bienestar. Incluso, el propio titular, "Merkel eleva la carga fiscal para cubrir el déficit de la sanidad", podría fácilmente inducir a pensar que se han tomado medidas de progresividad tributaria para costear el gasto sanitario alemán, cuando la cruda realidad es que la canciller Merkel ha subido las cotizaciones a la Seguridad Social de la gran masa de trabajadores y trabajadoras asalariadas, mientras los seguros privados toman vía libre para comerle terreno a la Sanidad pública.

Eso sí, la República Bananera sigue siendo la de Hugo Chávez; y uno de los referentes indiscutibles del modelo social europeo, Alemania.

2 comentarios:

María dijo...

Vengo con prisas, pero no quiero dejar de saludar.

Besos

Curro Corrales dijo...

Besos de vuelta para ti, María!