lunes, 22 de junio de 2009

Tomás Gómez se enfada y no respira

Vaya por delante que el tratamiento informativo que hacen medios de comunicación como Telemadrid o Libertad Digital de cualquier cosa, incluido Tomás Gómez y su liderazgo (sic) del Partido Socialista de Madrid, me parece una tremenda manipulación. No es un prejuicio, es un hecho constatado: son medios que han cruzado la delgada línea que separa la parcialidad de la falta de rigor y deontología periodística. Soy consciente de que la objetividad no existe, ni falta que hace, y como persona que me considero de izquierdas, la subjetividad de un medio con línea editorial de derechas me levantará lógicas discrepancias. Pero no hablo de eso, sino de la agitación facilona a la que no le importa faltar a la verdad. En eso, los medios mencionados tienen un currículum verdaderamente portentoso.

Ahora bien: eso no puede justificar las malas formas ni el intento de desprestigio de profesionales cumpliendo con su trabajo. El secretario general del PSM hizo de su capa un sayo, y decidió que, como no le gusta cómo recogen su labor esos medios, era buena idea regañarles en una rueda de prensa. Ante preguntas incómodas, Gómez tiró por la calle de en medio y cargó la losa de las líneas editoriales sobre redactores que no es difícil -para quien conozca un poco el mundo del periodismo- que sean becarios que malviven por debajo del seiscientoseurismo. Al final, acabó ridiculizando (intentándolo, quiero decir) hasta a una periodista de El País.

Y sobre todo: es muy poco inteligente. Supongo que Gómez se quedaría la mar de a gusto con sus chascarrillos, pero no ha hecho más que alimentar el mosntruo que tanto critica. Y la imagen que da, al final, es la de alguien que maltrata a quien no le pasa la mano por el lomo; y, peor aún, la de quien echa todas las culpas de sus errores y falta de proyección al empedrao.

4 comentarios:

rafa hortaleza dijo...

este tío es un payaso. Qué drama este PSM. Con este PSM jamás vamos a sacar a Esperancita de la CAM...

Jucaroú dijo...

Pues, en eso es lo que aprendió de la Aguirre que, en cada ocasión que puede, menosprecia a la SER y a PRISA. Y digo yo, ¿no tendría otra cosa mejor que aprender este hombre? Así, no vamos a ninguna parte.

RGAlmazán dijo...

Pues no sabía la historia, pero es de pena. Una persona que en Madrid, a pesar de llevar cierto tiempo, es desconocido y sólo ha hecho zigzaguear en lo político, lo único que le falta es atacar a los periodistas. En fin, apañados estamos con este líder del PSM en Madrid, además de invisible es chulesco.

Salud y República

rafa hortaleza dijo...

por cierto me pasé por aquí leyendo para lo mejor de la semana roja.