miércoles, 17 de junio de 2009

La caja de Pandora en IU-CM

Llevamos casi dos semanas, creo (con el puente de por medio, la verdad, he perdido la noción del paso del tiempo más reciente), hablando y escuchando con mucha intensidad en el entorno de IU, sobre el Acuerdo de Estabilidad en Caja Madrid, sobre si es o no una pinza con el PP, sobre que de dónde sale tamaño acuerdo si no se ha debatido pertinentemente en órganos de dirección, sobre si preserva o no lo que para IU es esencial en la caja de ahorros madrileña, sobre si supone continuidad o cambio sustancial en nuestra actuación dentro de esta entidad, etc. Muchas de las críticas más encendidas han estado situadas en los bordes, o directamente en la periferia del propio Acuerdo, y creo que eso se explica tanto por las ganas de algunos sectores de aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid como por la poca información que la propia IU-CM ha venido teniendo de manera continuada sobre nuestra participación en la Caja.

Yo quiero empezar diciendo que lo que de verdad me parece mal de todo esto es lo mal que se ha gestionado no ya la negociación del Acuerdo, sino la relación informativa y la transparencia de nuestros representantes en Caja Madrid hacia la propia Izquierda Unida desde hace tiempo. No soy muy amigo de la sospecha permanente, ni de la presunción de culpabilidad, y de hecho coincido por ejemplo con Don Ricardo en que hay cosas que no se pueden decir alegremente. Pero también creo que con la que está cayendo en el sistema financiero mundial y español, con las últimas novedades que hemos tenido sobre asuntos concernientes a otras cajas de ahorro, y con el historial de polémicas que ha tenido Caja de Madrid en los últimos años principalmente por el viaje a ninguna parte del PSOE, las peleítas entre Aguirre y Gallardón, y la división de Comisiones Obreras, Izquierda Unida debería haber sido más exigente en la transparencia y rendición de cuentas de lo que allí hace quien la representa. Esto, evidentemente, no convierte a esos representantes en delincuentes, pero sí alimenta cierta sensación de oscurantismo que no nos podemos ni debemos permitir.

Y sobre todo: hace que, cuando se llega a un principio de renovación de un acuerdo ya sostenido a lo largo de años anteriores, nadie le encuentre explicación coherente sin necesidad de esperar a que nos lleguen notas de prensa con argumentarios. Y contribuye a la sensación de que se trata de un acuerdo ya tomado y retomado y en el que los órganos de dirección de IU tienen poco que decir, cuando en verdad probablemente de lo que se trataba era del resultado de la negociación a la que tenían que llegar los representantes en la Caja de IU por su condición de tales, en línea con lo que ha sido determinada política de la organización en la entidad, y que la Ejecutiva de IU-CM habría de ratificar. Pero al final, todo se mezcla, nada se entiende. Y se destapa la Caja de Pandora.

Probablemente, todo ese oscurantismo ha contribuido a que el compañero Moral Santín despierte una desconfianza justificada, pero creo que no conviene mezclar churras con merinas, y mucho menos públicamente haciendo declaraciones bastante peliaguadas que ponen en duda no su labor de representante de IU en Caja Madrid, sino directamente su honorabilidad. Al final, a nadie le preocupa el Acuerdo. Y es una pena: porque es un buen Acuerdo. Y si hay alguien que considera que no debe seguir siendo Moral Santín nuestra cabeza en Caja Madrid, que lo plantee donde corresponda, pero ésa será otra cuestión.

Ahora, lo que toca, en lo externo, es seguir sumando desde el compromiso de arrimar el hombro para que Caja Madrid esté lo máximo posible a la altura de lo que está crisis exija de ella en la Comunidad de Madrid: la resolución aprobada ayer por la Ejecutiva de IU-CM es bastante clara al respecto. Y en lo interno, tampoco nos hagamos trampas: debemos ser más rigurosos y exigentes hasta la fecha en la rendición de cuentas de quienes nos representan en la Caja. No porque, insisto, sean sospechosos de nada (quien lo crea, que se vaya a un juzgado); sino porque es un asunto lo suficientemente importante como para que nos demos cuenta de que IU debe estar al día de lo que se hace en la Caja, y de que la información es poder, y en este tema, la militancia de IU-CM necesitamos, y mucho, empoderarnos.

1 comentario:

IG dijo...

http://blogs.tercerainformacion.es/laescarpadasubida/