jueves, 23 de abril de 2009

Alcalde, ¿dictador?

Hoy ha habido Pleno Municipal en Rivas y, en el mismo, la derecha institucional local ha pretendido meter cizaña a propósito de la suspensión de los eventos taurinos del programa de fiestas de San Isidro. Ya adelantaba algo mi señor padre hace una semana, y hoy don Ricardo ha profundizado un poco más en este asunto, y es que la situación parece que anda caldeada porque así lo está propiciando una clara minoría de nuestra ciudad, que se ha erigido en unánime voz de los y las habitantes del Casco Urbano. No voy a ahondar más de lo que se ha explicado ya en otras tribunas, en la legimitidad de la decisión del Gobierno, y en la forma participativa y compartida con entidades y asociaciones locales en que ésta se ha adoptado. Sólo quiero llamar la atención de quien se descalifica a sí mismo cuando se atreve a tachar al alcalde de "Dictador" y a reclamar "Democracia" para decidir si queremos o no toros, pero luego llena buena parte del pueblo con pintadas difamatorias en el mejor de los casos... e insultantes y antidemocráticas en la mayoría de ellos... Para muestra, un botón:




Ésta es la democracia de la alborotada minoría protaurina en Rivas Vaciamadrid. Deberían, antes de seguir agitando indiscriminadamente, ser un poco responsables para que lo que tienen que ser unos festejos pacíficos y divertidos no se conviertan en una exaltación del fascismo y de la violencia. Así lo hemos pedido desde Izquierda Unida de Rivas.

Por lo demás, si no les parece bien la democracia que se ha aplicado hasta ahora (a través del Gobierno legítimamente constituido y del órgano participativo del Consejo de Fiestas), van a tener dos tazas: habrá consulta ciudadana sobre los eventos taurinos antes de que acabe 2009. Saben que no van a ganar. Pero esperemos que cuando vuelvan a perder, al menos, lo acepten y no sigan retratándose como unos fascistas cobardes a través de pinturas anónimas.

Todos mis ánimos para mi amiga Tania, espléndida concejala de Cultura y Fiestas. Y como no quiero que parezca que su gestión se reduce a esta cuestión del conflicto tauromaníaco (que aunque así fuese, bien que lo ha gestionado), os invito a pasaros esta tarde por el acto conmemorativo del Día del Libro, en el que quince colectivos (entre asociaciones y talleres de la Universidad Popular) compartirán su pasión por la cultura: la de verdad.

2 comentarios:

Antonio Rodriguez dijo...

CurroComo dide el refran "A lo hecho pecho", las salvajadas se eliminan por decreto o con el apoyo de las entidades ciudadanas como se ha hecho en esta ocasión. Ya está bien que una ninoria inculta y salvaje inponga unos festejos que son una rémora del pasado. La cultura es otra cosa.
Un beso.
Salud, República y Socialismo

Fernando dijo...

Lee esta interesante visión de Manuel Seco http://www.manolosaco.com/1328/cronica-de-la-fiesta-nacional/