lunes, 16 de febrero de 2009

La delegada del Gobierno en Madrid debe dimitir

Dice Rubalcaba que "puede haber malentendidos" sobre la Ley de Extranjería, y encuentra en esas posibles interpretaciones erróneas la causa del asombroso despliegue de "seguridad" que ha aumentado en un 140% las detenciones de inmigrantes 'sin papeles'. Igual es que yo soy muy cortito, y mi propia valoración de esto es otro malentendido, pero cuando los propios sindicatos policiales han denunciado presiones en forma de claras directrices y han expresado sus dudas sobre la legalidad al respecto, creo que el Ministro del ramo tiene algo más que explicar que la mera suposición de malentendidos.
Parece, pues lo dicen no sólo los sindicatos que se han dirigido ya al Fiscal General del Estado, sino también la versión oficial que han hecho pública la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, que los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que trabajan en las calles de Madrid lo hacen bajo 'objetivos semanales', es decir, bajo cupos de detenciones de personas extranjeras en situación 'irregular'. Una nota interna de la comisaría de Villa Vallecas, fechada en noviembre pasado, dice literalmente: "Extranjeros: en base a la población de cada distrito, hay que hacer un número de detenidos. Villa Vallecas, objetivo = 35. Si no los hay, se va a buscarlos fuera del distrito". Y, según han confirmdo fuentes policiales a agencias de prensa, el resto de comisarías de la capital ha recibido esa misma instrucción, adaptada a su población y a su nivel de delincuencia.
Toma del frasco. Ante esto, es de esperar que un ministro de Interior haga algo más que hablar del sexo de los ángeles. Tanto si ha habido un malentendido como si se trata de una escalada planificada de criminalización de la inmigración, se está incurriendo en un evidente racismo institucional que ha de rectificarse inmediatamente y que no puede salirle políticamente gratis a quien dirige la política de seguridad en nuestra Comunidad, la delegada del Gobierno Soledad Mestre. Si esta buena mujer, famosa por refugiarse en la retórica en plena campaña electoral pasada ante manifestaciones explícitamente racistas en zonas de alta población inmigrante, no entiende la Ley de Extranjería, que por otro lado tampoco es una declaración ejemplar de derechos para las personas migrantes, quizás deberían recomendarla algún cursito de CEAR o Amnistía Internacional sobre derechos humanos, a ver si al menos éstos se le aclaran un poco en la cabeza. Todo ello, claro, una vez haya abandonado el cargo que ostenta. La delegada del Gobierno debe dimitir, o, en su defecto, debe usted 'dimitirla', señor Rubalcaba.

5 comentarios:

javierM dijo...

Rubalcaba ha dado el visto bueno, Curro.

Don Agrio dijo...

Si es que Doña Soledad es muy de cifras que justifiquen el despliegue de algo, bien sean primates, bien policías nacionales o antidisturbios; valga como ejemplo el saldo de detenidos (idéntico) en las principales manifestaciones por una Vivienda Digna, no escatimando violencia y agresiones en todos ellos.

Ya sabes, "Manifestación = 10 detenidos, y si no los encuentras, agarra al primer pringado que pasee por las calles adyacentes".

Atril De Sastre dijo...

Curro... lo lograste, ACTUALICÉ !!

MarioJPC dijo...

Y el de Valencia, que aprece que no es solo de nuestra "Kapital" real y tal. En tal caso a Rubalcaba deberia plantearse dimitir o dar explicaciones concretas.

Aynhat dijo...

Ha sido usted nominado en los premios limonada, mirálo en mi blog
http://sinencambioavanzamos.blogspot.com