jueves, 1 de enero de 2009

IU ante las elecciones europeas (I)

Una reflexión de Rafa Hortaleza en su blog, a propósito del inicio de negociaciones de IU con ICV para reeditar una coalición electoral en las elecciones europeas, y el posterior eco generado en la periferia moscovita de Ricardo y en los lares de Ceronegativo, me han animado a escribir sobre las elecciones europeas y la importancia que creo que tienen para IU, algo sobre lo que llevaba algún tiempo reflexionando. Dedicaré, pues, una primera entrada a explicar cómo veo el escenario y posibles perspectivas de por dónde tirar, y haré en los próximos días otra entrada concretando algunas propuestas.

En primer lugar, saludo la noticia de estas negociaciones, aún sin conocer grandes detalles de las mismas. Considero que tal acuerdo es lógico y deseable, pero además vital para IU sobre todo en estos momentos, en que debemos tratar de abrirnos y crecer y, por tanto, el primer paso debe ser conservar lo que ya tenemos. En segundo lugar, y entrando más en el meollo, parece que el centro conflictivo para parte de la bloggosfera de la renovación de la coalición con ICV es la adscripción actual de su eurodiputado -uno de los dos que cosechó la lista conjunta- al Grupo Verde Europeo, en lugar de al Grupo de la Izquierda Unitaria Europea-Izquierda Verde Nórdica, que es el de IU. Yo, la verdad, no creo que esto sea ni mínimamente grave en sí mismo, y voy a tratar de explicar por qué.

Siempre deduje que Raül Romeva, 'número dos' de la lista que encabezaba el compañero Willy Meyer, iría al Grupo Verde, porque es el brazo institucional en el Parlamento europeo del Partido Verde Europeo, el referente europeo de Iniciativa. No creo que fuese una sorpresa para nadie. Ello no supuso ningún incumplimiento de los acuerdos entre las dos fuerzas, puesto que ese tema no había quedado cerrado (como bien recordaba Cayo Lara en una entrevista reciente en Público).


He de decir que, puesto que soy militante de Izquierda Unida y me siento más cercano a los postulados y a la actividad general del Grupo de la Izquierda Unitaria Europea-Izquierda Verde Nórdica, hubiera preferido que Romeva se hubiese integrado en esa bancada en Bruselas y Estrasburgo. Sin embargo, como votante de esa candidatura, quiero reconocer que a pesar de esa preferencia, no he encontrado, en lo esencial, ni una sola cuestión en que no me haya sentido representado por Romeva y su trabajo -el cual sigo a través de su interesantísimo blog personal-, y no creo que nadie de Izquierda Unida pueda decir que Romeva ha traicionado los compromisos fundamentales de la propuesta europea de IU. Fue uno de los primeros y más firmes defensores en el seno de ICV de que este partido propugnase el 'NO' a la Constitución europea. Me parece además un ejemplo de hiperactivismo político en el mejor de los sentidos, ya que además de "lo obligado" del cargo, Romeva ha jugado un papel fundamental adscribiéndose voluntariamente a los intergrupos de Igualdad de Derechos de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) y por el Sáhara Occidental, de los que es vicepresidente. He tenido también la suerte de coincidir con él en jornadas, seminarios y conferencias varias, y, ciertamente, me parece que no ha dejado nunca de representar y defender posicionamientos perfectamente encuadrados en los de IU, como se puede ver no sólo en su blog, sino también en el histórico de noticias de la web dedicada a su labor parlamentaria. Por tanto, aunque lo deseable fuese tener al representante de ICV dentro del mismo grupo, el de IU, en el balance debemos saber leer y valorar más allá de las siglas concretas, el trabajo que se ha realizado, y en este sentido, ICV, es mi opinión, ha estado a la altura de lo que IU debe exigir en la propuesta política a un socio electoral.

Dicho esto, me parece justo, razonable y bueno que Izquierda Unida, ante la renegociación de la coalición electoral, sostenga que ésta se produzca en términos más simétricos a lo que ha sido la relación entre ICV y EUiA en el ámbito catalán, y, por tanto, que en la propuesta de partida de IU, ICV ponga a su primer representante en el tercer puesto de la candidatura, o, en su defecto, se comprometa a que en las próximas listas conjuntas por Barcelona tanto autonómica como al Congreso de los Diputados, el 'número dos' sea para EUiA -y no el tercero, como hasta ahora-. Otra solución -ya utilizada en otras coaliciones, aunque con un punto algo esperpéntico- sería que, en caso de obtener sólo dos eurodiputados y el segundo fuese de ICV, sólo ocupase su escaño la mitad del mandato para, en el resto, dejar paso al tercer puesto, designado por IU. Como, además, veo más que probable que la coalición se reedite en esos mismos términos representativos de 2004, lo que sí considero imprescindible es que, además de acordar un Manifiesto prográmatico común que establezca unas bases amplias de trabajo futuro en Europa, incluya la creación de una Oficina Europea Permanente de ambas organizaciones que coordine, haga un seguimiento real y un ajuste compartido a cada momento político de ese Manifiesto programático, y que además nos sirva, desde IU, para potenciar más y mejor nuestro trabajo en Europa.

En mi opinión, si para algo sirve tener representación en el Parlamento europeo, es para tener un altavoz más. Por desgracia, ni aunque obtuviésemos 15 escaños en junio, seríamos lo suficientemente influyentes como para hacer de la Unión Europea lo que debería ser. Ojo, que esto no sirva para desmovilizar, ¡15 escaños de IU-ICV serían un avance fundamental en la resistencia a la construcción europea realmente existente! Lo que quiero decir es que la Eurocámara es, fundamentalmente, una plataforma para visibilizar cualquier discurso alternativo en este mundo globalizado y de bloques de integración regional. Crisis económica, déficit democrático, inmigración, derechos civiles, modelo energético, solidaridad internacionalista: son tantos los temas sobre los que trabajar en esa óptica que, aunque no tengan una traslación directa sobre ese ámbito institucional, sí son muy útiles políticamente para toda la actividad de Izquierda Unida. Esa Oficina Europea Permanente puede ser una herramienta importante para todo ello.

Y más interesante que todo esto me parecen las tareas que debe hacer Izquierda Unida ante esta cita electoral, más allá de su relación concreta con ICV. Creo que ya vamos algo tarde, y con el paso cambiado, y espero que los previos orgánicos no se consideren mero trámite a resolver exclusivamente en el Consejo Político Federal del 7 de febrero y de verdad pueden ensamblarse en el proceso de refundación e impulsarlo. Eso pasa por dar unos pasos concretos, claros y útiles hacia dentro y hacia afuera para la regeneración a la que toda IU está mandatada.

En una siguiente entrada detallaré algunas propuestas personales que pueden servir para generar algo de debate a cerca de qué hacer ante las elecciones europeas. ¡Por hoy ya me he enrollado suficientemente con este tema!

14 comentarios:

Kaneda dijo...

No te has enrollado en absoluto: me ha parecido muy interesante tu entrada de hoy, y la comparto en gran medida.

¡Recibe un cordial saludo!

romenauer dijo...

Muy bien, Curro

Anónimo dijo...

Un par de apuntes.

El primero, la elección de la candidatura a encabezar las europeas por IU debiera ser mediante sistema de primarias. Me temo que no se producirá tal evento.

En segundo lugar, IU está preso de ICV. Sino hay acuerdo, EUiA se mantendrá fiel a ICV y no a IU.

En fin, después vendrá la política.

Curro Corrales dijo...

Muchas gracias, Kaneda y Paco, :-)

Estimado anónimo, no puedo contestar a tu comentario sin dejar constancia de lo mucho que me jode que haya anónimos, joer, hay que ser vago, ¡si no quieres desvelar tu identidad, al menos ponte un antifaz! Qué menos que un pseudónimo... Como en cualquier caso, tu comentario es en buen tono, y aporta al debate, no tengo problema en contestarte (hay otros que insultan que da gusto con la comodidad del anonimato, y a esos no contesto; agradezco que no sea tu caso).

En primer lugar, estoy de acuerdo en lo que apuntas sobre la elección de la cabeza de la lista europea de IU. En mi próxima entrada sobre el tema, referida a propuestas concretitas para IU ante estas elecciones, incluyo este asunto.

En segundo lugar, no entiendo muy bien tu segundo apunte. ¿Quieres decir que si no hay acuerdo para las elecciones europeas, EUiA no concurrirá a esas elecciones con IU, sino con ICV? Francamente, no lo creo, no voy a hacer futuribles de esa clase. Otra cosa es que conserven el resto de acuerdos con ICV en Catalunya, cosa que, si hasta el momento están cumpliendo ambas partes, no veo por qué no iban a hacer. De todas maneras, yo espero que haya acuerdo para las europeas, creo que si no lo hay la propia concurrencia de IU quedaría empobrecida (también la de ICV, pero soy militante de IU), y creo que eso no es estar preso de nadie, sino ser responsable con seguir sumando, creciendo, regando la diversidad. El acuerdo final será el mejor acuerdo posible, confío en los compañeros y compañeras de IU que lo están negociando.

Y todo, sobre la base de la política. Es verdad que cuando se habla de estos pactos parece que todo queda reducido a una simple componenda entre unos y otros, por eso yo he tratado de ceñirme al contenido político en mi entrada. Y por eso creo que de aquí a junio, hemos de poner al máximo la maquinaria de la política, la confluencia con movimientos sociales y tejido civil por otra Europa, las relaciones con el Partido de la Izquierda Europea, etc.

De esto, ya digo, hablaré más adelante.

Gracias.

ceronegativo dijo...

Hola curro, me sumo a las felicitaciones, gran entrada. Personalemnte si las deslealtades de ICV desaparecen y el trato IU - ICV es simétrico al de ICV - EUiA lo del grupo en el que se integren sería anecdótico, estoy de acuerdo, aunque evidentemente quiero que se integren en el grupo de Izquierda Unida, como cualquiera de IU

Anónimo dijo...

El anónimato, en este caso, no es cobardía sino comodidad. Me fastida hacerlo así, pero...

Mi impresión es que habrá acuerdo condicionado por EUiA. Y para que haya acuerdo, el puesto segundo es básico. Yo no estaría muy seguro de que éstos vayan con IU antes que con ICV. Ellos tienen sus prioridades.

En cualquier caso, Lara ha recordado que el votó en contra hace cuatro años, con lo cual se parte de una primera impresión del coordinador general.

Pero bueno, antes están las elecciones gallegas y las vascas. En las primeras, hace cuatro años el BNG nos rechazó para una posible alianza. ¿ Se va a intentar? Y sobre las vascas, ¿ Nuestra apuesta será mantener al actual Lehendakari?.

En fin, dos preguntas retóricas para la política.

Un saludo.

Sara dijo...

Pues menos mal que te has enrollado pq creo que es la primera vez que alguien escribe algo defendiendo el ir juntos con ICV a las europeas. Es de agradecer el esfuerzo.

Pero el argumento de fondo no puede ser más desolador: da igual estar en el grupo de los Verdes que en el de la Izquierda Unitaria. Se pueden defender "los compromisos fundamentales de la propuesta europea de IU" desde Los Verdes.

¡Que triste! entonces dará igual tambien estar en EUiA que en ICV, en IU que en Los Verdes o que en un "grupo independiente" progresista de los que se presentan en muchos pueblos...

Leyendo entradas como esta me reafirmo en lo paradojico que es esto de la política: estoy rodeada de gente con la que comparto casi todo menos militancia. Y comparto militancia con gente con la que no tengo casi nada que ver.

Amei dijo...

De acuerdo en todo el excelente post de Curro.

reixh dijo...

Totalmente de acuerdo con tu opinion. ¡Curro Corrales eurodiputado ya!

RGAlmazán dijo...

Una entrada clara, rotunda y sincera. Con la que estoy de acuerdo en todo. Nos fijamos demasiado en las siglas de los grupos y de los partidos y las asociaciones. En lo que hay que fijarse es en la praxis política. Ésta es la que debe ser juzgada.
Y si no, miremos grupos o siglas de los mismos y veremos que nos encontramos con partidos socialdemócratas o verdes que hacen política de derechas.
Poco importa en el grupo que se esté, si se actúa en consecuencia y se empuja en la misma dirección, aunque sería preferible que estuvieran en el mismo.

Salud y República

Bender dijo...

Qué gran campaña, espero que ls buenos cristianos no apdreen los autobuses como hacen copn las clínicas de interrupción voluntaria de embarazo

antonio gracia dijo...

El europarlamentario de Iniciativa, Raúl Romeva, aplaude la iniciativa de Hondarribia* y recuerda que desde su partido "siempre" han estado "a favor de una candidatura verde conjunta que sume a todos" de cara a futuras elecciones.


*Iniciativa de Hondarribia: impulsar la necesidad de dar un giro de 180 grados" a la situación de las organizaciones verdes en España "para consolidar un movimiento autónomo, relevante y cohesionado" capaz de competir de manera autónoma y sin formar alianzas con partidos mayoritarios como hasta ahora.

RAUL ROMEVA, LAMENTABLE

Curro Corrales dijo...

Sara, entiendo tu punto de vista pero yo lo desdramatizaría: "no es que dé igual" estar en una en otra formación política, es que compartimos muchas cosas y, en demasiadas ocasiones, las fronteras nos las remarcamos nosotros solitos por más espíritu gregario que otra cosa. Eso no quiere decir que el Grupo Verde europeo sea igual que el Grupo de la Izquierda Unitaria Europea, yo mismo ya digo que de las líneas generales de cada uno me quedo sin dudarlo con el segundo; pero sí quiere decir que, de la gran variedad de partidos que componen uno u otro, yo me siento más cercano por ejemplo a Iniciativa per Catalunya que al Partido Comunista Checo, de la misma manera que si fuese alemán preferiría a Die Linke antes que a esos Verdes germanos tan desorientaditos. En el caso del Estado español, con el mapa de la izquierda tan peculiar, tan plural, con tanta base y a la vez tan descompuesto, privilegiemos lo común y vayamos construyendo canales más estables y orgánicos, sin apriorismos y con la sincera voluntad de sumar.

Reixh, ya sabes lo que decía el anuncio, "Curro se va al Caribe", no a Bruselas :-P Agradezco la nominación pero estoy esperando una llamada para que me confirmen que seré el próximo Secretario General de la ONU.

Favio/Bender: ¡Creo que te has equivocado de entrada para tu comentario! Jeje, pero yo también me sumo a tu deseo...

Antonio Gracia: Veamos... No creo que haya que hacer una lectura torticera de las palabras de Romeva, de la misma manera que tampoco se la hago del recordatorio que hizo Cayo Lara del sentido negativo de su voto a la coalición europea IU-ICV en 2004, que como comentaba el anónimo en otro comentario, ya da una primera impresión del coordinador general sobre el tema.

No es nuevo que ICV trate de tejer una alianza con otros Verdes, y en mi opinión es nuestro reto sumarles a la misma candidatura europea. No sólo a ellos: también a Izquierda Republicana, o a compañer@s que se han perdido por el camino de Izquierda Anticapitalista, por ejemplo, y todo tipo de movimientos sociales alternativos. Raül Romeva verá con muy buenos ojos la tal Declaración, pero lo cierto es que ésta no está suscrita por ICV, por lo que encuadro sus palabras en la línea ya expresada otras veces por Iniciativa y por la propia IU de reeditar esta coalición ampliándola. De todas maneras,la Declaración no dice nada, en contra de lo que tú señalas, "de competir de manera autónoma y sin formar alianzas con partidos mayoritarios como hasta ahora", sino de buscar ·la unidad de acción de los partidos verdes" ante las europeas -como por otra parte tantas veces han propugnado estos grupos tan fragmentados y minoritarios-. [Puedes ver el texto de la tan cacareada iniciativa en: http://declaracionverde.foroactivo.es/foro/viewtopic.php?p=3] ¿Por qué esa unidad de acción no puede ser pareja a una coalición y a un espacio programático común con IU?

Lo que de verdad sabemos hasta ahora es que hay contactos ya establecidos entre IU e ICV. A ver en qué se concreta la cosa. Mientras, y pase lo que pase, IU tendrá que hacer sus propios deberes internos y externos ante las elecciones europeas. De eso, comentaba, hablaré en otra entrada... después de la publicidad xD.

Un saludo y muchas gracias por vuestros comentarios.

rafa hortaleza dijo...

Curro, muchas gracias por citarme en tu interesante entrada.

Creo que se puede entender de mi entrada a la que haces referencia que yo también estoy de acuerdo en que el marco de colaboración de IU/ICV tienen en el Parlamento Español, en el Parlamento Catalán y en el Parlamento Europeo debe continuar. En una entrada anterior en mi blog hacía referencia en lo deseable que para mi sería que ICV e IU se unieran en una sola organización, en la forma que fuera posible y si se dan ciertas condiciones.

Dicho lo anterior a mi sí me importa, como votante en primer lugar y militante en segundo, que con mis votos sea elegido un diputado que se integra en el Grupo Verde, con los verdes alemanes y otros, en lugar de en el Grupo de la Izquierda Europea. Deseo que mis votos sirvan para fortalecer un grupo político que nítidamente defiende mis postulados sin mezclarlos con otros que no comparto tanto y que ayuda a la construcción de una fuerza socialista a nivel europeo: PIE.

La integración de Raul Romera en el grupo Verde sólo puede tener una lectura en clave política interna ICV. Como tú decías pero al revés, dentro del Grupo Izquierda Europea – Izquierda VERDE Nórdica se pueden defender, como de hecho se defienden, propuestas de marcado corte ecologista.

Con ICV tengo algunos asuntos de familia pendientes, los rencorosos somos así, y me es difícil olvidar el intento de crear una Izquierda Verde a nivel nacional (intento que sigue activo si no me equivoco), apoyo a BNG en las Gallegas 2005, apoyo a IPuebloValenciano en las pasadas generales en Valencia…

Es por eso que afirmando la voluntad de seguir yendo de la mano de ICV, creo que ha llegado el momento de repensar nuestra relación con dicha fuerza política haciéndola más firme, más clara, más leal y más simétrica.