domingo, 28 de diciembre de 2008

Que no se nos vaya 'la pinza', por favor

Mi querido amigo Pablo Urbiola es un audaz periodista (está en ello, pero va por el buen camino) y una de las personas de cuyo criterio, en general, me fío más a la hora de ponerle termómetro a ciertos sectores progres más o menos en la órbita del PSOE -desde la independencia y el sentido crítico- pero cercanos y amigos, y hasta votantes ocasionales, de Izquierda Unida. Por ello -aunque él no lo sepa, y no conviene, no vaya a creérselo mucho, jeje-, muchas veces comparto impresiones con él buscando su opinión como una pieza fundamental para montar el puzzle del "qué dirán" de diversos temas. No se me escapa que Cayo Lara no era su candidato idóneo para liderar Izquierda Unida, y entiendo que no tiene necesariamente razón en lo que piensa, pero creo que hay que tener en cuenta las pegas y recelos que le pueda despertar la política de IU y quien la encarne, sea quien sea, porque su opinión representa a la de gente afín, votante o potencial votante, de Izquierda Unida -sin que ello signifique, claro está, seguir su dictado-.
Sin embargo, me parece exagerada, y con un punto de mala fe, la entrada que dedica en su bitácora a la entrevista que la periodista de la Cope Cristina López Schinwinskimpronunciable le hace al nuevo coordinador general de Izquierda Unida. Vaya por delante que me parece que Cayo Lara no está muy suelto en la entrevista, y que peca de cierta inseguridad y falta de reflejos, lo que le lleva a contestar con cierta torpeza a preguntas que desde el punto de vista de alguien que habla por IU eran buenas oportunidades para confrontar más claramente con esta representante de la derechona más rancia. En este sentido, le doy un margen de confianza a Cayo Lara como mi coordinador que es, y espero que una vez aterrizado del todo en su nueva responsabilidad, coja más soltura en esas plazas, que por otro lado no son fáciles de torear.
Ahora bien: Pablo hace de los piropos que teatreramente le lanza Cristina López Schiiiiiiaalñskdjalkdfgin (perdón, creo que jamás aprenderé a decirlo/escribirlo) a Cayo Lara, y de esa falta de soltura que él muestra en la entrevista, el pie para plantear como quien no quiere la cosa la pregunta de si asistimos al regreso de la famosa 'pinza' noventera. Me parece harto exagerado y muy peligroso recurrir así, por sorpresa y a traición, a ese discurso por parte de quienes, en realidad, quieren hacerle daño a Izquierda Unida.
Sé muy bien que no es el caso de Pablo, pero su alarmismo ha provocado, en los comentarios a ese 'post', que frente a quienes saltan a defender al compañero Cayo Lara, se armen de soberbia quienes, y así textualmente lo ha dicho un forero, tachan a Izquierda Unida de "amiga de los obispos" (como si no hubiese dirigentes del PSOE que se han sentado ante un micrófono de la COPE, o como si este gobierno no hubiera privilegiado financieramente a la Iglesia) o quien, como plantea otro forero también literalmente, opina que "Una IU fuerte hace falta. Al PP sobre todo, para llegar al Gobierno", en un argumento tan maniqueo, apestoso e irrespetuoso para el conjunto de la izquierda (y aquí incluo al PSOE, inocente, inocente, de mí) como aquel al que acusan sin fundamentos a Cayo Lara haber vuelto, el de las dos orillas y la pinza.
Cayo Lara es el coordinador federal de una fuerza política sin la cual muchos ciudadanos y ciudadanas de este país estarían siendo gobernados por políticas bien de derechas, ya fuese ejercidas por la derecha pura y dura, o por la socialdemocracia más tímida. Cayo Lara es el coordinador federal de la única fuerza política verdaderamente laicista y que más ha contribuido, y sigue haciéndolo, a la denuncia de los privilegios de la Iglesia católica.
He de decir que la entrevista me pareció en un primer momento, muy mala. Luego, la volví a escuchar, y no me pareció para tanto. Pero ahora, viendo el polvorín que ha levantado en gente progresita que sin ton ni son decide que el enemigo es Izquierda Unida, hasta el punto de relacionar su existencia con la fortaleza de la derecha, la verdad es que no es que me apasione, pero ciertamente no me parece que esté tan mal.
Cayo no era mi candidato, pero es mi coordinador, es el coordinador de IU, y está empezando. Veamos. Mientras, por favor, critiquemos lo que consideremos, pero con cierto rigor, y -perdonadme la broma fácil- que no se nos vaya 'la pinza'.

2 comentarios:

po78 dijo...

Mi idea es parecid a la tuya aunque con un matiz importante; Cayo Lara aprovecha cualquier altavoz a su disposición para lanzar su mensaje, me parece correzto debido al vacio informativo de muchos medios hacia IU; pero como principiante que es cometió un error de bulto que dió pábulo a ese pensamiento; ya que yo nunca iria a que me dorasen la píldora quien día sí y día tambien se dedica a criticar y difamar sobre mis principios y pensamientos, llegando a insultar a un ha parte importante de los votantes de IU.
¿O no te parece así Curro?; ¿Si tú fueses Cayo Lara, hubieses aceptado ir con la vacaburra?.
Un saludo crack y haber si escribes más, que nos tienes desatendidos.

Curro Corrales dijo...

Estimado po78,

Mi respuesta es SÍ, yo sí hubiese acudido a ese programa a entrevistarme por la López Schochilini ésa. No creo que tenga que dar explicaciones del hecho en sí mismo de haber acudido a una entrevista en dicho medio infame, y visto desde otro punto, no está mal que los oyentes de la Cope escuchen que no poseen la verdad absoluta y que hay quien les chiste. Por eso, ya digo, el error de la entrevista lo veo más en la falta de soltura de Cayo que en las técnicas pelotas manipuladoras de la locutora.

Un abrazo!