jueves, 6 de noviembre de 2008

Un gran abrazo verde

Rivas se ubica en el Sureste de la Comunidad de Madrid, una zona tradicionalmente castigada con todo tipo de aberraciones al medio ambiente y la salud pública: desde el vertedero y la incineradora de Valdemingómez, hasta los proyectos de seis centrales térmicas previstas, pasando por la desidia en el cuidado y protección efectivas del Parque Regional del Sureste, para el que la Comunidad de Madrid retrasa una y otra vez (y así van ya 10 años) la aprobación de un Plan Rector de Uso y Gestión que habilite el marco de seguridad que ponga fin a actividades privadas y negocios particulares que se benefician y lucran con la falta de normativa, generando daños ambientales importantes. Ha pasado desde siempre con las graveras, y empieza a pasar también con la posibilidad de que se instalen cultivos transgénicos.
Todo ello, en definitiva, convierte a este espacio protegido del Parque Regional en territorio vulnerable, que acumula problemas como los que denuncia El Soto, y para los que la aprobación del citado PRUG pondría soluciones. Por ello, es importante que se empiecen a extender a todos los Ayuntamientos de la zona, iniciativas como la que aprobó el pasado 30 de octubre el Pleno de Rivas Vaciamadrid, y, en lo que le queda más a mano a cada cual, acudir a Rivas este domingo a la Cadena Humana por el Parque Regional del Sureste:

No hay comentarios: