martes, 4 de noviembre de 2008

La responsabilidad de ser irresponsables

No era broma, no era un chiste, no iba de coña... El PSOE ha decidido, además de responder a la crisis tarde, mal y con el 'márketing' deslucido desde el Gobierno central, dejar de hacer Política allí donde está en la oposición. Las y los madrileños deben saber que el PSM de Tomás Gómez, el hombre que no tiene sexo, no va a votar contra los Presupuestos de Esperanza Aguirre, esos presupuestos con los que se va a privatizar la gestión sanitaria pública de la región, con los que se va a priorizar la enseñanza concertada sobre la pública, con los que se van a recortar las aportaciones autonómicas a programas de vivienda conveniados con Ayuntamientos, con los que se va a congelar el mantenimiento de la red de Metro, con los que va a reducir un 47% los recursos de las universidades públicas
En un alarde de malabarismo que despista a cualquiera, el PSOE, también en Madrid, será "responsable" y no pondrá la zancadilla a aquellos gobiernos que no son de su color político para que éstos saquen adelante sus cuentas y afronten así la crisis.
Bien. De ahí se entiende que para el PSOE da igual un presupuesto u otro, y le da igual que por la vía de los números, en la Comunidad de Madrid, la factura de la crisis la vayan a pagar quienes no la han generado. Dice Gómez que su Grupo en la Asamblea votará a favor u optará por la abstención, y lo hará "con la nariz tapada" para "generar seguridad y confianza en los mercados". Y a la ciudadanía madrileña, a la mayoría social de la Comunidad de Madrid, a sus trabajadores y trabajadoras, lo que les genera es un mensaje bien claro: si quieren seguridad y confianza, que la busquen en otro lado.
Esta decisión del PSOE que el líder del PSM no sólo acata, sino que defiende, es una auténtica burla a la democracia. No sé qué pensarán aquellos y aquellas votantes del PSM que optaron en las elecciones autonómicas por una política, cuando menos, diferente a la que ahora plasmarán esos presupuestos.
¿Era esto el voto útil?

3 comentarios:

Antonio Rodriguez dijo...

Esa pretendida “responsabilidad” es solo un actitud de convivencia y complicidad con las políticas del P.P. Con que autoridad moral van a criticarles sus acciones cotidianas. Se lo están poniendo a en palmitas a la Espe-rancia, ante las criticas les podrá decir que ellos no se opusieron a sus políticas.
Ese mal entendido talante socialista va a ser como un boomerang que va a terminar rompiendo la línea de flotación socialista. Al tiempo.
Un beso Curro y felicidades por tu nuevo sobrino.
Salud, República y Socialismo.

Anónimo dijo...

Es una pena que con lo bien que escribes, caigas estrepitosamente en esa pretendida igualdad lingüística, que no sirve nada más que para convertir en ridículo un texto profundamente interesante en su contenido.

Un saludo.

Curro Corrales dijo...

Bueeeeno, anónimo, me lo tomo como un halago!

Antonio: coincido en tu análisis, desde luego que ya no tienen ninguna credibilidad para criticarle a Esperanza lo que avalarán con su voto.

Y gracias por las felicitaciones por mi nuevo sobrino! Es taaaaaan mono jijiji