lunes, 3 de noviembre de 2008

Estoy hasta las narices de las elecciones norteamericanas. Yo, que soy un friki confeso de los procesos electorales, con sus campañas, sus debates, sus encuestas, etcétera, no puedo más con tanta Obamitis y tanto McCain-Palin ladrando por las esquinas, los titulares y los telediarios. Pues bien: mañana será el gran día. Parece que va a ganar Obama. Y supongo que durante algún día más se seguirá hablando aquí y allá del hito histórico que supone, amén de otros análisis que en verdad serán la resaca repetitiva de lo que se ha repetido una y otra vez en los últimos meses. Pero después, la cosa dormitará y, por fin, habrán pasando Las Elecciones, las únicas y verdaderas, las maratonianas elecciones presidenciales estadounidense.

Mientras ese momento va llegando, ya que tanto se habla del temita, al menos no está de más acercarse a perspectivas diferentes. Me sumo a la recomendación de Hugo, para que se sumerjan en esta reflexión coral, bien documentada, y, sobre todo, diferente, sobre las elecciones de ese coloso democrático que es Estados Unidos: un muy buen reportaje de TVE que se puede ver su página web.

No hay comentarios: