miércoles, 29 de agosto de 2007

¿Ve usted, ministro Molina?

Pues tan mal no haría la vecina de Hugo su trabajo al frente de la Biblioteca Nacional, digo yo, porque ha sido anunciar su dimisión irrevocable y volverse aquello una jungla sin ley.

martes, 28 de agosto de 2007

Premio para el caballero


Antes del verano, por razones de activismo LGTB y a través de Alberto, entré en contacto con Pablo, cómplice riojano de azares y luchas, interesante bloggero y colaborador de Dos Manzanas, que tuvo a bien en pleno veranito galardonar esta humilde Corrala con un Thinking Blogger Award. El premio se difunde como la falsa moneda, como una especie de meme de esos que tanto rulan de blog en blog últimamente, y ahora me toca a mí actuar como Academia y seleccionar cinco bitácoras que me hacen pensar... ¿Pensar en qué? A tanto no llego, pero pensar, que no es poco. Difícil, dificilísima, elección. Sobra decir que me dejo varios candidatos en el tintero (que a mí me hacen pensar muchas cosas, eh), pero como hay que escoger, premio a:


1. Mi señor padre, que se inició con su Kabila en estos lares de la bloggosfera por sugerencia de su hijito preferido, y ha conseguido hacer, con su constancia, su charlatanería (en el mejor de los sentidos, jeje), su talante y su mirada, una de mis bitácoras imprescindibles.


2. Mi compañero de fatigas y amigo enchufe, que a pesar de que lleva un tiempo 'desenchufado' (las vacaciones mandan) reúne en su blog curiosidades con las que apuntala las claves de la actualidad, siempre con buen criterio, buena documentación y claridad.


3. La sutileza y avidez con que Millares nos enseña las costuras y la cara B de la realidad y del tratamiento que de ella hacen los grandes medios, las macroestadísticas y hasta el plano del metro.


4. El repertorio -y nunca mejor dicho- de :::atrildesastre::: y el partido que le saca su autor de pluma "neta y castiza, que si entorna los ojos te cauteriza"... Una lección cercana y divertida de zarzuela, ópera, copla, cuplé, revista... y lo que se tercie.


5. La partitura del Pianista en un burdel, toda una escuela de la vida para cualquier mente interesada en el mundo del guión, el cine y la tele. Un blog divertido y diferente de un joven Azcona en potencia.


Ahora, los cinco premiados, tenéis que seguir estas instrucciones:


1. Si, y solo si, alguien te da el premio escribe un post con los 5 blogs que te hacen pensar.

2. Enlaza el post original para que la gente pueda encontrar el origen del premio.

3.Opcional, enseña el botón del premio enlazando el post que has escrito dando tu premio.

¡Y que ruleeee!

lunes, 27 de agosto de 2007

Algo habrán hecho

No es nada nuevo lo que cuenta Romenauer en su vuelta de las vacaciones. Cada año, los nazis la montan en las fiestas de Alcalá de Henares, campando a sus anchas con total impunidad como matones de verbena, imponiendo una dictadura del miedo entre quienes van a pasárselo bien, que para eso son las fiestas. El sábado por la noche la cosa terminó con la intervención de la Policía, que tuvo que personarse en la caseta del PCE al ser ésta atacada por unos quince cabezas rapadas que al grito de "Os vamos a cortar el cuello, rojos de mierda" se sirvieron su particular barra libre llegando a agredir a un menor, militante de las Juventudes Comunistas.

Leo detenidamente la noticia recogida por El País y, acto seguido, me indigno con el tratamiento de la información que hace El Mundo. El diario de Pedro Jota pinta la escena como una "pelea" entre iguales, y casi le falta concluir la crónica echando mano del refranero y aquel "Dos no pelean si uno no quiere". Pero la indignación ha crecido cuando, buscando más información por el gúguel, me encuentro con una noticia de última hora hecha pública por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares: resulta que, para evitar que vuelvan a ocurrir estos hechos, el año que viene no habrá caseta ni de Falange... ni del PCE.

Sí, habéis leído bien: el alcalde alcalaíno en persona, Bartolomé González, del PP, ha llegado a la conclusión de que, si todos los años hay movida, será porque estos chicos de la Falange, sí, serán son unos sobradetes que meten cizaña, pero oiga usted, lo que no se puede hacer es ir provocando con una camiseta del Ché o colgando por ahí hoces y martillos. Así pues, en las fiestas de Alcalá del año que viene, el problema habrá sido extirpado.

La Comunidad de Madrid ha experimentado en los últimos años un incremento considerable de agresiones por parte de grupos organizados de ultraderecha, sin que ni la Delegación del Gobierno ni la administración autonómica hayan tomado cartas en el asunto seriamente. Ahora, a esa desidia, se suma la irresponsabilidad de un máximo mandatario municipal, que sienta un peligroso precedente al poner a agresor y agredido al mismo nivel, y al materializar en una decisión política tan explícita su consideración como "alteración del orden público" de lo que en verdad es persecución organizada por motivos ideológicos. Con qué cara Bartolomé González le va a decir al menor agredido, V.G.L., que para que le hayan roto la mandíbula "algo habrá hecho".

domingo, 26 de agosto de 2007

Se busca Manuela Malasaña

Lo oímos hace unos días, y ya hay quien ha tenido una interesante reflexión a propósito de la noticia: José Luis Garci, el oscarizado cineasta oficial de la transición y el aznarismo, ha recibido el encargo por parte de Telemadrid de dirigir una película para la cadena sobre los sucesos del Dos de Mayo. Puede ser un experimento curioso: la Guerra de la Independencia es un episodio lo suficientemente atractivo como para ser carne de cine histórico, y en verdad es raro que el cine español no la haya tratado más. Hablo en términos políticamente asépticos, que si de mí hubiera dependido, le habría montado a Pepe Botella una fiesta de bienvenida y no un levantamiento. Dicho esto, dejo mi expectación en cuarentena teniendo en cuenta quién hace el encargo y a quién se lo hace (lo siento por Garci, pero su cine clasicista se me hace cada vez más intragable, amén de lo mal que envejece -su cine, no él, que está fresco cual lechuga).



Lo que me tiene el alma en vilo es la duda de quién será la actriz que interprete a Manuela Malasaña, la heroica y resistente modista quinceañera que armó una buena sangría con sus tijeritas entre las tropas francesas. De ello hablaba el jueves pasado con unos amigos (éste, ése, aquél, ese otro y el del fondo), más en broma que en serio, mientras tapeábamos en una velada castiza en el Gallego de Lavapiés. Y, claro, enseguida empezamos a soltar nombres compulsivamente. "De esto sale un post", prometí. Así pues, me permito lanzar a Garci algunas sugerencias de reparto para el papel de Malasaña de acuerdo a diferentes criterios. La edad de la actriz es lo de menos: el maquillaje, Corporación Dermoestética y los efectos especiales hacen milagros.... Así pues:



Para incondicionales del último Garci y de los calendarios de taller mecánico: Elsa Pataky.

Para nostálgic@s del Telemadrid de Ruiz-Gallardón: Terelu Campos.

Para intelectuales progres: Ana Belén.

Para las resacosas del Madrid de la Movida y las modernas que en el Madrid de hoy entran en lista en el Elástico: Alaska.

Para la gente sin complejos: Malena Gracia.

Para amantes del circo: Rita Irasema.


Para verduler@s: Belén Esteban.


Para el público internacional: Rafaella Carrá (sí, sigue viva, ¡no tenéis corazón!, ya no se respeta ni a las divas).


Para darle un toque lerele: Lolita.


Para recuperar como televidentes a esa generación perdida de los 90: Leticia Sabater.



Tras barajar estos y otros nombres, hubo cierto consenso -ya se había acabado la segunda ración de sepia- en torno a la figura injustamente desconocida para el gran público de Olga María Ramos, "hija de..." pero castiza de pata negra. Aunque se admiten más sugerencias.



Al cierre de este post, aun sin publicarlo, Kike me sugiere que sea el inicio de un serial sobre castings delirantes para otros dos papeles de la película de Garci: Clara del Rey y Agustina de Aragón. Francamente, no sé si una charleta entre cañas da para tanto. Ni una peli de Garci. Con perdón.

jueves, 23 de agosto de 2007

Colores

¡Extra, extra! Última novedad científica: las "preferencias" de color asociadas a los sexos -azul para los hombres, rosa para las mujeres- tiene un origen biológico, y no cultural. Eso parece, según una investigación en la Universidad de Newcastle de la que se hacían eco hace tres días varios medios. La revista británica 'Current Biology' publica los resultados del trabajo, y con ello parece que se desautoriza implícitamente de una vez por todas lo que ha venido siendo durante mucho tiempo un ejemplo usado por el feminismo para cuestionar la desigualdad de género en lo educacional.

Como nos cuenta esta noticia,
[...] los investigadores pidieron a 171 hombres y mujeres jóvenes que seleccionaran lo más rápidamente que pudieran su color preferido entre una serie de rectángulos coloreados que se les presentaban por parejas. [...] El color favorito universal para todos parecía ser el azul. Sin embargo, las mujeres tenían una preferencia por la parte final de rojos del eje rojo-verde y esto cambiaba su preferencia de colores ligeramente del azul al rojo, lo que tiende a convertir en los colores preferidos los rosas y lilas.

Y remata:
Las diferencias entre hombres y mujeres fueron lo suficientemente claras como para permitir a los investigadores predecir el sexo de un participante en base a su perfil de preferencia de colores.

Y olé. Luego todo se explica, por lo visto, en el desarrollo de la evolución humana, que en un pasado primitivo habría llevado a la mujer a potenciar esa preferencia innata en su labor como recolectora -por el color rojizo de los frutos-.

No soy biológo ni tengo más información de esa investigación que la que han publicado ABC, El País y El Mundo a partir de lo que -se supone- ha publicado esa revista británica. Igual me estoy pecando de atrevido, pero francamente, lo de este estudio no encuentro por dónde cogerlo.

Aun suponiendo que la muestra de 171 personas (de ellas, ¿cuántos hombres había, cuántas mujeres?, porque no lo dice en ningún lado) sea suficiente, y que la metodología de las cartulinas de coloritos sea fiable e irrefutable; aun suponiendo -por qué iba a ser mentira- que estaba tan clara la diferencia en las preferencias cromáticas entre uno y otro sexo, ¿qué parte de todo esto induce a la conclusión automática de que todo ello es por algo biológico y no cultural? Quienes se sometieron a la investigación, no vivirían -digo yo- ni en Marte ni en una cápsula aislada del mundo y de la construcción de roles diferenciados de género que se da en éste.

No quiero frivolizar, pero pensemos por un momento que se reúnen a 171 personas y se les da una plancha y un montón de ropa por planchar. El resultado lo podemos aventurar sin mucho riesgo: el acabado del planchado sería mejor en aquellas prendas caídas en manos de mujeres. Y no, no se debe a nada biológico... El ejemplo es excéntrico y exagerado, sí, pero la percepción también se aprende, se modela y moldea, y se construye dentro de cada sujeto y del contexto en que éste vive. No es que sea un alumno ejemplar de Comunicación Audiovisual -de hecho todo lo contrario, aunque ése es otro tema, ayyyy-, pero ya antes de este estudio había mucho escrito sobre teoría del color, psicología de la percepción y teoría de la imagen. No hay que ser un Nobel, vaya.

Aun así, es posible que haya un componente biológico en estas preferencias cromáticas. Otras diferencias biológicas entre hombres y mujeres existen y además son evidentes. Pero en ningún caso, estaremos de acuerdo, pueden servir para justificar toda la parafernalia cultural y ceremonial construida en torno a ese "el azul es de niños y el rosa, de niñas" y los efectos discriminatorios que tiene en la educación de hombres y mujeres.

Llegados a este punto, simplemente no entiendo el sentido de esta investigación, al margen del rigor más que dudoso de su planteamiento. ¿Qué pretendía demostrar la Universidad de Newcastle...?

...Colorín, colorado...

miércoles, 22 de agosto de 2007

Comparaciones

Comparar es inevitable. A fin de cuentas, y aunque no me considero liberal, si hay algo irrebatible entre los fundamentos del liberalismo es que buena parte de lo que nos hace humanos se basa en la capacidad de elegir, y por tanto, de discriminar entre varias opciones posibles. Eso, sumado a aquella otra cualidad tan humana que es la de dedicar una curiosidad indiscrimina a registrar y juzgar lo que hace el prójimo ("...a mí no me gusta de criticar, pero..."), hace que nos pasemos, implícita o explícitamente, el día comparando. Por eso nunca he creído en eso de que las comparaciones son odiosas por norma general.
Ahora bien, está claro que algunas comparaciones sí son odiosas. Y absurdas. Y cínicas.
Podría referirme a la comparación que hizo mi querida Espe a principios de verano. O podría señalar las recientes declaraciones de Isabel García Marcos, otrora azote del gilismo marbellí, que todo lo que tiene que decir de su implicación en la 'operación Malaya' es que se siente una presa política, "como la Pasionaria" -sic.
Pero francamante, ésas son comparaciones inofensivas comparadas con el nuevo delirio de Bush.
Que digo yo que una cosa es que comparar sea algo inherente al ser humano, y otra cosa es que haya que hacerlo compulsivamente... Pero ya puestos, ¿quién da más?

domingo, 19 de agosto de 2007

Claro: Chávez no es Chaves

Hay titulares que te provocan un respingo. Ya me pasó hace diez días, leyendo El Mundo, en el avión que traía de vuelta de mis vacaciones en Nueva York. Y el miércoles pasado me pasó lo mismo, esta vez mientras le echaba un ojo a la portada de la edición digital de El País. En ambos casos, el titular era exactamente el mismo: "HUGO CHÁVEZ QUIERE PERPETUARSE EN EL PODER". Estamos ya acostumbrados y acostumbradas a que, todo aquello que viene de Venezuela, se filtre por un caleidoscopio de cristalitos paternalistas y sesgados. Hugo Chávez, el monstruo, ese ex golpista venido a más, ese demagogo bananero, ese canciller populista crecido del hastío de las masas iletradas y muertas de hambre. Es la cantinela implícita que el Pepito Grillo de la opinión publicada nos ronronea cada vez que se informa sobre algo que tenga que ver con Venezuela y su Gobierno.


No voy a hablar de mis simpatías o percepciones personales sobre la figura de Chávez, no es alguien que me caiga especialmente bien, pero no pienso detenerme ni un momento en autojustificaciones impuestas por lo políticamente correcto. Más allá de Chávez, más allá del rigor informativo que brilla por su ausencia en tantas ocasiones, me hago simplemente las siguientes reflexiones:

1. Manuel Chaves, Rodríguez Ibarra, Bono, Felipe González o Fraga han mandado en el mismo cargo (Chaves lo sigue haciendo) durante más tiempo de lo que lo lleva haciendo Chávez. Y nunca jamás han hecho referencia pública alguna a la necesidad de modificar la ley para imponer en España una limitación de mandatos que hoy por hoy no existe. ¿Significa eso que QUIEREN perpertuarse en el poder? ¿Han manifestado alguna vez El País o El Mundo la supuesta falta de higiene democrática que ello implicaría? ¿Es entonces eso -la no limitación de mandatos consecutivos- algo malo o bueno en sí mismo?

2. Chávez no es sólo un "presidente democráticamente elegido" -detalle éste que normalmente sus opositores se dedican a rebatir poniendo el escalofriante ejemplo de Hitler, "que también fue elegido en las urnas". Es que además, el actual régimen constitucional venezolano, nacido tras su primera elección, contempla la posibilidad de someter a los gobernantes a un referéndum revocatorio de su mandato, como fue sometido el propio Chávez. ¿Alguna vez la oposición a Rodríguez Ibarra, Chaves o Fraga pudo servirse de semejante instrumento democrático?
Pero, claro, Chávez no es Chaves. Es ese ex golpista venido a más, ese demagogo bananero, ese... Sobre este tema hablaba hace unos días, y con bastante tino y buen tono, el siempre interesante Millares.