miércoles, 9 de mayo de 2007

La Primavera de El Corte Inglés

Hace unos meses, una publicación de economía difundía en un reportaje lo que era un secreto a voces: El Corte Inglés, ese símbolo español universal más español y universal que Cristóbal Colón o Antonio Banderas, era una empresa en la que las mujeres estaban discriminadas de hecho salarialmente, y en cuanto a posibilidades de promoción. La desigualdad cotidiana en la plantilla empezaba en el "detalle"de la obligatoriedad de uniforme para las empleadas femeninas frente a la inexistencia de tal exigencia para los hombres, a quienes se dejaba asistir a trabajar con la vestimenta que deseasen, siempre con el requisito de que fuese un traje.

Como ya es primavera en El Corte Inglés, la empresa se pone ahora a la cabeza de la igualdad de género. ¿Cómo? ¿Han dado pasos hacia la igualdad salarial real? ¿Han pisado el acelerador en la aplicación de la Ley de Igualdad haciendo sus equipos directivos paritarios? No. Tampoco ha descargado el deber de llevar uniforme a las trabajadoras. Eso sí: ahora éstas podrán elegir entre la falda (antes obligatoria y única opción) o un nuevo uniforme de pantalón. Ellos seguirán teniendo tanta libertad de vestimenta como su fondo de armario les permita.
Las bromitas en tertulias livianas de magacín televisivo matutino no se han hecho esperar, y todo el mundo repite la ingeniosísima frase de que "por fin, las mujeres en El Corte Inglés llevan los pantalones". Humor blanco para bordear la noticia sin querer ver más. Sin querer saber. La "empresa modelo" española, además de acumular los méritos mencionados en materia de machismo, coacciona de hecho la libertad sindical (como nos recuerda a menudo Don Ricardo) y protagoniza operaciones urbanísticas llamémoslas "raras".
...Y luego buscamos razones médicas para la alergia a la primavera.

5 comentarios:

Javier dijo...

¿Cómo la empresa estandarte, escaparate y reflejo del modelo español, no iba a ser machista?, ¿cómo iba a pecar de antipatriarcal en esta sociedad tan machirula ella?

Eso sería mear fuera del tiesto, como aquel que dice.

Voluntad dijo...

Bien dicen que una imagen vale más que mil palabras. Cuando acudes a cualquier tipo de empresa o servicio y ves una empleada obligada a ir a trabajar tan, tan, tan...que es demasiado para un día cualquiera (en Vulcano por ejemplo)te puedes hacer una idea de la política empresarial. ¿Os imagináis empresas españolas punteras en el I+D o a la vanguardía de cualquier tipo de desarrollo social incluida la igualdad?. Yo no, desafortunadamente pienso que vivimos en un país que la modernidad y la democracia nos ha asimilidado, pero no al revés. No tenemos capacidad reflexiva. Vamos,que para nuestra desgracia somos una país cateto con cultura cateta: social y empresarial.Somos como Paco Martinez Soria en la ciudad: nosotras/os en la democracia. Estamos porque hemos llegado pero nada más. La primavera más que llegar, se nos ha echado encima y nosotr@s con estas pintas..

Bender dijo...

Estos rojos, estos rojos... a ver si os ponen un buen corte inglés en el centro ese de jovenes, ¡que se os llena la cabeza pájaros!

Anuska dijo...

Gracias por el post. Dice exactamente todo lo que pienso.

Ah y gracias también por la coca-cola light que me pusiste el otro día en la caseta. La mejor coca-cola de mi vida después de unas 4 horas de conciertos.

Curro Corrales dijo...

Jeje, no te recuerdo :$, pero fue un placer.

El domingo, ¡paellada!