lunes, 2 de abril de 2007

Desde París

Delega en mí don Ricardo la extrema responsabilidad de dar cobijo en esta humilde Corrala a quienes se acerquen en estos días místicos y de retiro espiritual a su blog, porque él, dice, se marcha de vacaciones (merecidas, que no digo yo que no) dejándolo todo perdidito de sangre. Caray, don Ricardo, no me traiga sed de sangre a mi casa virtual, y no me invite a soltarme con deseos de tortura varios porque ya sabemos cómo se las gastan los becarios de Libertad Digital. Pero qué pereza, Ricardo, no puedo permitir que me cargue usted con ese muermo/muerto.

Desde la cuna del republicanismo europeo, de los croasanes, del bidé y de 'Tengo una pregunta para usted', este París que me está abriendo un paréntesis laico también merecidísimo en estos días santos, me limito a darles la bienvenida a quienes vengan de Moscú y no conozcan mi rinconcito bloggero.

Y si se animan y atreven, suelten por esa boquita a modo de comentario su pronóstico de las Presidenciales francesas. Por aquí, a parte de muchos carteles en las calles y mucha saturación mediática cubriendo las campañas, no se tiene nada en claro...

2 comentarios:

La domi dijo...

Si, que aqui la pela es la pela y que si te descuidas te dejan al peque a pan y agua...

La domi dijo...

Ah y si se hace porra, a mi apuntamé a Nicolás y a François para la segunda vuelta. Y que dios nos pille confesaos!
Salud