domingo, 18 de marzo de 2007

Inés Sabanés, presente

Paseando por la prensa de hoy, día después de la manifestación que se celebró en Madrid contra la Guerra de Irak, me encuentro con una reflexión de Mayte Alcaraz en ABC que roza el insulto a la inteligencia. Se centra la periodista en la presencia, en la manifestación de ayer, de Inés Sabanés, candidata de Izquierda Unida a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Mayte Alcaraz ironiza sobre "lo actual" de la convocatoria: se ve que como ya han pasado cuatro años, no tiene ningún interés manifestarse contra la Guerra, cuando es precisamente ésa la razón de la manifestación: una tragedia sanguinaria que ha extendido una metástasis de inestabilidad, conflictividad y muerte a toda la zona y que dura ya cuatro años sin que en el día a día nos acordemos de tal desaguisado. Y se declara la articulista perpleja porque Sabanés acuda a manifestarse por algo que a los electores madrileños ni les va ni les viene.

Lo que no sabe Mayte Alcaraz es que algunos madrileños y madrileñas queremos gobernantes que nos ofrezcan y gestionen soluciones a nuestros problemas diarios, pero que además nos representen en el sentido más amplio. Queremos gobernantes que, como Inés Sabanés, abanderen la decencia de la memoria de una guerra que no ha terminado. Queremos gobernantes que sean eficaces e imaginativos en sus políticas pero que sepan ver más allá de sus narices y de las nuestras, que sepan escucharnos. Y que, sin paternalismos ni condescendencias, nos tengan en cuenta. Inés Sabanés estuvo en la manifestación de ayer porque tenía que estar. Porque yo, que no soy nadie en especial, pero soy un madrileño de izquierdas, esperaba que estuviese. Igual que esperaba que estuviese hoy en la Marcha en Defensa del Parque del Sureste a la que ha acudido. E igual que espero de ella propuestas como las que se está dedicando a lanzar al debate político madrileño.

Algunos ciudadanos y ciudadanas de Madrid queremos gobernantes que no nos den vergüenza o nos decepcionen. E incluso, si no es mucho pedir, que nos ilusionen.

Ánimo, Inés. Que estás haciéndolo estupendamente.

6 comentarios:

Daniel Isaac dijo...

Desde luego hay gente extremadamente anquilosada en la imagen y en las maneras de hacer política en este país.
O sea: o se es un Rajoy,un Solbes,o un Rubalcaba o se es un stalinista.
Creo que desde la izquierda tenemos que empezar a mostrarles que hay otros caminos...Y este es el camino..

(me alegro de que haya vuelto)
Un saludo.

Gracchus Babeuf dijo...

Amigo Daniel, qué sorpresa encontrarle en la corrala liado con los debates madrileños...
Don Curro, hay que currar más.

Daniel Isaac dijo...

Mire, es que ustedes, la izquierda de madrid, me ponen!!!!

Saludos y abrazos!

Nando Rico dijo...

Suscribo tus palabras: yo no soy madrileño, pero sí quiero políticos que dejen de mirarse el ombligo y de pelearse por gilipolleces. A los ciudadanos nos dejan de lado, no nos escuchan ni miran por lo que nos interesa/necesitamos. Lo de ilusionarnos ya es más complicado, pero tampoco se descarta; es más, ojalá algún político nos ilusione, como tú dices.

Saludos.

adanes dijo...

La tal Mayte Alcaraz parece que sigue el discurso pepero a rajatabla. Parece ser que Iraq es el pasado, que la gente sigue muriendo allí en atentados sangrientos todos los días parece que a algunos no les incumbe... que poquita verguenza.

Espero que Sabanés obtenga un buen resultado, una mujer que se lo merece y que ha aguantado las marejadas internas de IU con estoicismo.

Tiene buena pinta este blog, vengo a través de un enlace del asalariado de Moscú.

Anónimo dijo...

mayte alcaraz deberia agredecer que sus padres la pudieron engendrar ya que cuando los sudacas argentos les mandaban trigo y pan a una españa muerta de hambre ellos pudieron dejar de comer gatos y volver a la civilizacion nuevamente luego de años de guerra civil... si nuestra presidente es patetica pero no menos que vuestra realeza cosanguinea y decadente que viven como larvas del pueblo que dicen servir y se aparean entre ellos dejando como descendencia hijos con sus neuronas fisuradas...
saludos desde
sudacolandia...