jueves, 1 de febrero de 2007

Urbanismo atroz

Al leer esta mañana en El País que al cine Avenida, de la Gran Vía, le quedan dos telediarios, no he podido evitar un escalofrío. Donde ahora -y desde los años 40- hay un cine, dentro de poco tendremos una nueva macrotienda con el sello de El Corte Inglés, Inditex o el Grupo VIPS, mastodontes empresariales que se tienen tan creído el deseo de que Madrid está en venta que al final resulta que lo hacen realidad. La Concejala de Urbanismo de la capital, Pilar Martínez, se escuda en que es el Ministerio de Cultura el que debe hacer políticas que protejan a un sector cada vez más vulnerable, y no le falta razón, pero yo me pregunto, ¿qué tiene que ver el Ministerio de Cultura con la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Madrid de 2004, que desprotegió el uso "dotacional" de esa y otras salas similares?

Desde que Ruiz-Gallardón es Alcalde de Madrid -y no quiero decir con esto, ojo, que se eche de menos al inolvidable Álvarez del Manzano- han sido trece las salas de exhibición cinematográfica que han echado el cierre. Algunas han sido las voces que han criticado esta deriva, que en el caso concreto de la Gran Vía -cuyo nacimiento como eje estratégico de la planificación viaria de Madrid está estrechamente ligado a la implantación los hábitos cinéfilos y la exhibición de películas- desnaturaliza su propia identidad; esas voces críticas se aferran, en mi opinión demasiado, en la necesidad de hacer valer esa identidad tan ligada al cine. No seré yo -cinéfilo descarado, y castizo- quien oponga resistencia a esa defensa de la Gran Vía como gran cartelera madrileña, pero me parece que esta desaparición de salas de cine tiene un peligro primordial más acá y más allá del romanticismo y el misticismo que nos inspira la pasión por el celuloide. De hecho, en algún momento tendremos que empezar a asumir que las nuevas tecnologías favorecen formas de cine que, por nuevas, somos incapaces de traducir en hábitos futuros concretos, pero que transformarán -y ya están transformando- lo que hoy conocemos como producción, distribución y exhibición cinematográficas. Quienes sudamos y respiramos cine, lo seguiremos haciendo en la forma en que sea...

El problema de fondo no es que se cierren determinados "tipos" de sala asociados a una explotación tradicional del cine. La verdadera amenaza la plantea con mucha puntería el profesor de urbanismo José María Ezquiaga:
"El urbanismo tiene la obligación de velar por el equilibrio en las ciudades. La cultura y el ocio aportan vitalidad a las zonas urbanas"
Hay que proteger estos y otros espacios, y las actividades que desarrollan, para evitar que Madrid se convierta en una ciudad en la que sólo se puede circular en coche y comprar en sitios de contados dueños.
Urbanismo atroz no es sólo el que lleva cemento hasta el último rincón verde, o el que construye casas a millares sin equipamientos públicos, o el que deja el desarrollo urbano en manos de promotores privados sin escrúpulos. Urbanismo atroz es también el que, silenciosamente, actúa sobre espacios ya consolidados para desarticularlos, para poner nuestros usos y vivencias de los mismos al servicio de un estilo de vida individualista, consumista, de espaldas a la calle. Qué miedo.

12 comentarios:

Bender dijo...

No sólo se trata de urbanismo, aunque como acertadamente comentas, también.

A este respecto habrá que remitirse a No logo de Naomi Klein, y es más, al propio Marx en el Manifietso Comunista cuando denunciaba al Capitalismo como verdadera antítesis de la propiedad privada, dado que, con capitalismo, la propiedad se concentra cada vez en menos manos.

Madrid es un ejemplo de ello, y su Gran Vía y aledaños, el gran escaparate. Pequeñas empresas incapaces de sobrevivir, medianas a durísimas penas - véase madrid rock- y cada vez más grandes marcas, emporios internacionales, Starbuck e Inditex.

javierM dijo...

Estoy de acuerdo en que el modelo en torno al cine está sufriendo un cambio espectacular producto de la implantación de las nuevas tecnologías. El modelo de gran cine ya sufrió una revolución con la implantación de multicines, salas más pequeñas. Y no es menos cierto que producto de una determinada concepción del urbanismo, los espacios de ocio se alejan cada vez más del centro de las ciudades. No son solo las salas de cine, para las que se han constrido megasupermercados (Kinépolis) o las salas anexas a centros de consumo (parque corredor), sino también todo aquello que tenga que ver la cultura joven (grandes espacios en zonas industriales destinadas a bares).
Con eso se desnaturaliza la ciudad y se acaba convirtiendo en espacios de cemento sin vida.

Pero algunos optan por ese modelo urbanístico.

Victoria Vera...por supuesto dijo...

Una noche maravillosa...mágica incluso jeje...y un maravilloso despertar...y muuuchas cosas por hacer...y juntos...y diciendo a los problemas ADIOSSSSSS

enchufe dijo...

totalemnte de acuerdo con lo que pones. En la Gran Vía, y no solo en esa zona, se gana más especulando que poniendo un cine...

Un caso parecido ocurrió hace no mucho con la tienda Madrid Rock que estaba en la Gran Vía a la altura del Metro "Gran Vía" que cerró -echando las culpas a la piratería-, la realidad era perecida a la del cine. Los dueños se han debido forrar...

Kike dijo...

No es por añadir catastrofismo (o realidad casi barojiana) al asunto. Pero el hermano de leche del Avenida, el Cine Palacio de la Música, también se ha vendido a Inditex aunque, como en el caso del Avenida, se obliga a amntener la fachada y estructura del edificio. Una pena... será un santuario más en una Gran Vía que cada vez se parece menos a la que pintarán Chueca y Valverde y más a un centro comercial con automóviles en el centro. Y ¡¡vaya!! antes de ayer amenazaron en el Diario de la Mañana de Telemadrid con que Gallardón tiene prevista, depsués de su particular Escorial de la M30 peatonalizar la GRan Vía desde la Red de San Luis a Plaza España. Una obra más absurda para esta cada día más absurda ciudad. Urbanísticamente, económicamente, prácticamente es algo que no hay por donde cogerlo.

Un besazo Curro !

Anónimo dijo...

Urbanismo atroz es construir un edificio de 8 plantas casi encima de chalecitos...

Podéis daros un paseito por la avenida de levante para ver tal aberración.

Daniel Isaac dijo...

Amigo Curro,
espero que su ausencia de post durante estos días responda a una grata y feliz ocupación erotico-romantica o profesional...
Enrollese y cuelgue un haiku, ni que sea por la alegría!!!

(saludos y abrazos!)

Vic dijo...

Te amo por cejas, por cabello, te dabato en corredores blanquísimos donde se juegan las fuentes de la luz.

Te discuto a cada nombre, te arranco con delicadeza de cicatriz
voy poniéndote en el pelo cenizas de relámapago y cintas que dormían en la lluvia

No quiero que tengas una forma, que seas precisamente lo que viene detrás de tu mano,
porque el agua, considera el agua, y los leones cuando se disuelven en el azúcar de la fébula,
y los gestos, esa arquitectura de la nada,
encendiendo sus lámparas a mitad del encuentro.

Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo,
pronto a borrarte, así no eres, ni tampoco con ese pelo lacio, esa sonrisa.

Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino es también la luna y el espejo,
busco esa línea que hace temblar a un hombre en una
galería de museo.

Además te quiero, y hace tiempo y frío.


J.Cortázar

insecto dijo...

Me pregunto qué opinará de todo esto nuestro idolatrado a la par que amado Solas... (ya me ha traumatizado, le voy a pasar la factura del psiquiatra)

Corpi dijo...

Un progreso que no respeta el pasado es una progresión hacia atrás. Así nos luce el pelo.

Murcia Viva dijo...

Estimado Curro,

No hemos podido sentirnos más identificados con este post del cierre de salas de cine de Msdrid. Este mismo motivo ha sido el origen de nuestro blog, MURCIA VIVA.
Te invitamos a que nos visites y, si quieres, hacer intercambio de enlaces.
Recibe un cordial saludo desde la PLATAFORMA MURCIA VIVA:

www.murciaviva.blogspot.com
murciaviva@gmail.com

Curro Corrales dijo...

Hola Murcia Viva!

Un placer visitaros e intercambiar enlaces.

Este fin de semana, precisamente, he estado con un@s paisan@s vuestr@s, que han venido a Rivas -donde vivo- a conocer el modelo urbanístico diferente y alternativo que IU está desarrollando aquí.

Un saludo, hablamos!