jueves, 25 de enero de 2007

Viva la democracia

En uno de mis habituales paseos por la bloggosfera leí, el pasado domingo, un artículo de mi convecino autodenominado Liberal Ripense en el que pude comprobar gratamente cómo compartimos interés y admiración por Eduardo Punset, uno de esos personajes simplemente necesarios por su innegable talla intelectual, porque su trayectoria política -aunque no comulgue con su adscripción política- es un retazo de nuestra historia más reciente y viva, y por su talante inquieto, dialogante, constructivo.

De la semblanza a la figura de Punset que hace Liberal Ripense, nada que objetar, como tampoco de los recuerdos de su propio pasado que evoca, y que tienen un regusto entrañable. Sus recuerdos me son familiares, ya que a pesar de nuestra diferencia de edad y aunque nuestros respectivos padres tienen filiaciones políticas diferentes, yo también tengo guardados en mi memoria momentos más o menos similares a los que él comenta.


Sin embargo, mi grata impresión por el texto de Liberal Ripense se torció al ir llegando al final...Al hablar del paso de Punset por el CDS, Liberal Ripense termina refiriéndose a cómo éste partido se disolvió y fusionó en el seno del PP en 2005. Y de ahí salta a un curioso análisis de sociología político-electoral un tanto peculiar. Para Liberal Ripense, España está llamada a un bipartidismo matizado únicamente por minorías nacionalistas. Otro tipo de minorías, a la izquierda o derecha de los grandes partidos estatales, estarían poco menos que programadas a diluirse en esa realidad.

Esto me sugiere dos objeciones. En primer lugar, me parece que la evolución histórica de la izquierda y la derecha en España es diferente. En España han existido tendencias diversas en el seno de la derecha, claro, pero su arraigo como tales ha tenido siempre escaso recorrido: la derecha española es por definición de su tradición una "trenza" de conservadurismo, liberalismo, democracia cristiana -si es que eso existe en España- y nacionalismo filocatólico. El propio régimen franquista, más allá de sus propias señas de identidad, supo hacer converger esta pluralidad ideológica.

La izquierda española -hablo sin referirme a las realidades de las izquierdas nacionalistas catalana, gallega o vasca-, sin embargo, sí que ha cuajado tradicionalmente en corrientes menos mestizas entre sí. De hecho, si la izquierda liberal republicana ha terminado siendo "asumida" en cierta forma por la tradición socialista que representa el PSOE, y si la tradición comunista es una mutación mucho más plural que la simple marca PCE (con elementos como el ecologismo o el femenismo), es por la dicotomía entre las dos corrientes que sí han permanecido: la tradición socialista y la herencia comunista. Dicho así, ya sé, suena simplista. Es motivo para un análisis, y de un debate, mucho más largo...

El caso es que esta objeción a las tesis de Liberal Ripense es la de menos: siempre es rico diverger y debatir. El problema es el sincero estupor que me causó la forma en que Liberal Ripense pronosticaba la meta final de IU en la 'casa común' del PSOE:
Izquierda Hundida, lo que tiene que hacer es desaparecer del mapa político, como le ocurrió al CDS. Para seguir con su política antigua, sectaria, retrógrada, opaca, olvidada y bananera, lo mejor que les queda es que se incorporen sus actuales dirigentes en el PSOE como lo hicieron otros de sus compañeros.

Caray. "Lo que tiene que hacer es desaparecer del mapa político". ¿Es eso una orden? Esa frase ya invalida cualquier posibilidad de debate, porque está demostrando un desprecio peligroso a lo que se sale del juicio propio. Hasta donde yo sé, las organizaciones políticas no desaparecen porque tengan que hacerlo, sino porque así lo deciden ellas mismas o porque a ello las empuja la realidad de sus resultados electorales. Algunos sondeos indican que queda Izquierda Unida para rato. Y al loro con lo que pueda pasar en nuestra ciudad, Rivas, porque no creo que nuestras vecinas y vecinos vayan a valorar COMOpolítica antigua, sectaria, retrógrada o bananera, precisamente, la que aplica Izquierda Unida. A ver cuáles son los resultados ripenses de IU y los del PP, partido al que Liberal Ripense está afiliado. Una duda, por cierto, ¿ya saben, a cuatro meses de las elecciones, cuál va a ser su candidato o candidata? ¿O siguen de peleas en los juzgados?

"Izquierda Hundida, lo que tiene que hacer es desaparecer"... Viva la democracia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Efectivamente.

En primer lugar habrá que recordar que la Constitución "democrática" que tenemos ya consagra un sistema electoral absolutamente bipartidista para el Congreso y el Senado, no se trata de que el PP y el PSOE sean buenos buenísimos y por eso el resto "desaparezcan",no, muy al contrario ocurre que la distribución electoral - mayoritaria corregida del senado que es inaccesible- y sobre todo, la circunscripción electoral, que es la provincia, son herramientas destinadas a desterrar posibles terceras- o cuartas o quintas- alternativas.

Como se apuntó con motivo de las últimas elecciones generales, si IU destinase todos sus recursos de campaña a las 10 provincias donde saca más porcentaje, y dejando de hcerla en el resto, obtendría muchísimo mejor resultado que haciendo campaña en todo el Estado.

Por tanto y sin negar la obvia crisis que atraviesa en este caso IU, esta gente debería de dejar de alucinar a base de pepeína: la tercera fuerza estatal, en términos electorales es inviable por el sistema que -GRACIAS- el PCE contribuyó a crear. "Los españoles" no distribuyen adscripciones ideológicas en dos ofertas políticas nada más, como demuestra el hecho de que en ámbitos más accesibles y democraticos el resultado es bien distinto -CCAAs, ayuntamientos- por cierto, ESTE SEÑOR VIVE EN UN MUNICIPIO GOBERNADO POR IU...¡QUÉ ME ESTÁ CONTANDO!

En segundo lugar: CDS tuvo un recorrido brevísimo, practicamente dos legislaturas y simplemente respondia a una coyuntura concreta, aún así, fue este sistema electoral del que hablamos el que acabó con él definitivamente

Y en tercero y último para reforzar el primer punto un dato:

La suma PP + PSOE en las elecciones municipales en el conjunto del estado es de 69,1%

En las elecciones generales es de 80,3%

Seguro que es casualidad...

PD: Que anden con cuidado los "liberales" a ver si va a ser el PP el que estalle en unas cuantas escisiones si obtienen un nuevo fracaso electoral