lunes, 8 de enero de 2007

Una recomendación: Anna Gavalda


Hace algo más de un año, en una tarde de agosto de paseo por el centro de Madrid, me refugié de la caló en la FNAC de Callao, y danzando entre sus expositores mi mirada se cruzó con un libro que me entró por los ojos. Qué cosas. Fue un flechazo en toda regla. Y lo fue por algo tan tonto como la musicalidad del nombre de su autora. Ya ven, uno que es un cursi y reivindica su derecho a serlo, jeje. Anna Gavalda. No había oído hablar de ella. Y fue todo un descubrimiento.

El libro en cuestión se titula "Quisiera que alguien me esperara en algún lugar", un conjunto de 12 relatos en los que la autora se entrega a una prosa económica, impresionista, en la que las frases cortas van salpicando como pinceladas un discurso de silencios que dicen más que las frases mismas. Los cuentos de Anna Gavalda son certezas que se miran al espejo y se ven gordas, y se atusan el flequillo, y se dan cuenta de que se han dejado las dudas más largas que las uñas y que a los miedos se les ven las raíces. Y si deciden teñirse o no es lo de menos, porque el papel ya está sudando y traspirando y latiendo nuevas dudas y miedos y certezas cogidas con alfileres.

Hoy mi hermana me ha devuelto el libro, que le dejé, y se ha llevado la novela que tengo de Gavalda, "La amaba". Nos os perdáis ninguna de las dos obras... ¿Alguien ha leído la otra novela, "Juntos nada más"? Yo he de hacerlo inmediatamente.

PD: Juro que Seix Barral no me pasa comisión por esta entrada. ¿Debería reclamárselo?

No hay comentarios: