martes, 30 de enero de 2007

La vida moderna

Da miedo pararse a pensarlo.

Nuestras carreteras son cada vez más seguras, y el riesgo de perder los preciados puntos del carné pone disciplina y prudencia en nuestras manos al volante.

Pero somos también cada vez más inestables.

Ciertamente, da miedo pararse a pensarlo.

1 comentario:

Daniel Isaac dijo...

...sí que dá miedo...
pero un buen ejemplo de como andamos por la vida moderna...
cojos todos de optimismo.