jueves, 29 de junio de 2006

¡Orgullo es Protesta!


Ayer fue 28 de junio, Día del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual. Y, este sábado, 1 de julio, se celebrará en Madrid la Manifiestación Estatal que convoca el movimiento LGTB oficial, ése que se ha pasado un año desmovilizado como si la homofobia y transfobia no existiesen... Ése que ha caído definitivamente no sólo en la red clientelar de las instituciones, sino en las garras del mercado. Porque... a ver, que yo me entere: Comisiones Obreras y UGT, pongamos este ejemplo, son los dos sindicatos mayoritarios en España. Son, dicen sus críticos con razón la mayoría de las veces, bastante blanditos y moderados, descafeinados... Bien. Pues, a pesar de ello, NUNCA, jamás (estoy convencido), CCOO y UGT entregarían la mani del 1º de mayo al patrocinio de una gran empresa. Imaginaos, el escándolo sería total: EL CORTE INGLÉS Y EL BANCO SANTANDER, CON LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES... Pues la FELGT (Federación Estatal LGTB) ha entregado las llaves del Orgullo a Schweppes, Pink Fish, Ballantines..... y al empresariado 'rosa', a la patronal del ocio chuequero... Perfecto: se confirma la escalofriante estrategia del 'mercado rosa' y la normalización: ya somos definitivamente NORMALES, ya no suponemos un riesgo para la norma heterosexista y capitalista, que nos ha integrado y aceptado como consumidores. Se crea la etiqueta de lo que es "ser gay" (por supuesto, ser lesbiana o transexual o bisexual aún no tiene esa entidad como "target", pero.... "estamos trabajando en ello), de manera que el 1 de julio se pretende que desfilemos como una sucesión de códigos de barras (eso sí, color arco iris). Pero... ¿qué pasa con la homofobia y transfobia? Me encanta que la lucha LGTB sea una lucha festiva, lúdica, que seamos capaz de reivindicar un combate creativo.... pero ¿qué tiene que ver eso con hacer de la mani un desfile discotequero, una Expo marica?

Por todo ello, os invito a leer las interesantes reflexiones de Javier Saez a propósito del Orgullo, y a acudir a la mani del 1 de julio, claro que sí, pero hacerlo dentro del Bloque Alternativo que estamos promoviendo gentes diversas para recordar que ORGULLO ES PROTESTA.

miércoles, 21 de junio de 2006

Tortilla de Potato


"Ay, Curro, tenemos que reivindicar a Mr. Potato como icono queer", me dijo ayer Anto en un momento de messenger. Pues sí. ¡Antonio Pulido, qué idea has tenido! Dejo constancia aquí de dicha reivindicación.

Y de otra: Anto, tan moderno y tan estupendo como siempre, se ha unido al mundo blogger, pero en su versión más cool. Ha tardado el jodío pero ya se ha abierto su parcelita virtual en uno de esos inventos demasiado sofistacados para un servidor, analfabeto informático. Pasad, pasad, y cotillear en su (aún raquítico de contenido, todo sea dicho), "myspace". Lo mejor, esa foto fantástica a lo 'Village People' que todavía no sé si le asemeja a uno de esos albañiles morbosos de Europa del Este o a Gallardón de visita en la M-30. Te quiero decir...

lunes, 19 de junio de 2006

Gravedad


La pareja discute ante el cajero automático. No importa de qué. Ni siquiera a ellos les importa realmente. Sólo discuten. Tras debatir a gritos sobre cuál de los dos saca el dinero para pagar el cine, y no llegar a ningún acuerdo -esto es: cada uno decide sacar dinero de su respectiva cuenta-, ahora no logran aclarar cuál de los dos será el primero en hacer la operación. No se soportan. Y, sin embargo, soportan menos aún la idea de no tener con quién discutir. Por eso, les rebasa a partes iguales la rabia y la ilusión cuando, a cada uno de ellos, se le cruza en mente la próxima e inminente discusión -apoteósica- en la cola del cine, cuando esté en juego qué película ver. Así, hacen de cualquier cosa que comparten el más grave de los motivos.

En el mismo edifico cuyos bajos ocupa la oficina bancaria, tres plantas más arriba, un chaval repasa la lección. Mañana tiene examen de 'natu' y no termina de aclararse con la física. Se agobia. Acaba de cumplir doce años y lo ha celebrando estrenando miopía: no le gusta cómo le quedan las gafas. Tampoco le gusta esa nutrida presencia de suave vello que le ha salido entre los labios y la nariz; lo que será bigote es, hoy por hoy, una pelusa antiestética. Es consciente. Pero aún es un crío, ¿no? No sabe cómo decirle a su padre o a su madre que quiere quitarse eso de ahí, que quiere afeitarse por primera vez. Ellos, al igual que el resto del mundo adulto, fingen no enterarse del paso de la pubertad sobre su boca. Se agobia. Algún gracioso compañero de clase, en cambio, sí se ha dado cuenta, y le ha dejado escrita una nota en los márgenes de una página del libro de Ciencias Naturales... Intenta evitarla centrando su mirada en el recuadro que resume el tema 9: "La gravedad es la fuerza de atracción mutua que experimentan dos objetos con masa. Isaac Newton fue la primera persona que...". No puede. Los ojos se le escapan al margen: "Cuatroojos, macho, aféitate el mostacho". Se agobia.

En el sexto piso de este bloque, vive una mujer que hace mucho que no discute ni va al cine. Que no ha oído jamás hablar de Isaac Newton. Una mujer que ha aprendido a llorar en silencio, a hacerse la dormida, a levantarse despacio y silenciosa quince minutos antes que él para tener el café listo. Una mujer que aborrece el sexo y no consigue quitarse ese olor a coliflor de las manos. Una mujer que querría saber volar. Una mujer que acaba de prepararle la cena y ponerle la mesa, y abre la ventana y muerde el calor de esta tarde de microondas, y sube al aféizar y mira hacia abajo, y ve una pareja discutir en la puerta de la caja de ahorros, y grita en silencio, y salta, y no se arrepiente. Y cae.

En la tercera planta, sentado al escritorio ante la ventana, el nino que ya no es tan niño ve pasar hacia abajo un objeto con masa atraído hacia el suelo. Y abajo, junto a la pareja, se estampa el cuerpo en un sonido breve y preciso. Su discusión de discusiones se convierte en silencio.

De repente, todo es mucho menos grave y, a la vez, la gravedad lo es todo.

Haiku 12

tómbola y feria
pasa el tren de la bruja
melancolía

¿Pero esto QUEER es?

Morid de envidia: este verano me voy a Argentina a ver a mi hermano y mi cuñada, que andan por allá haciendo las Américas. Me esperan veinte días entre julio y agosto que repartiré entre Buenos Aires (ay, Buenos Aires) y una provincia limítrofe con Bolivia, Salta. Pero ya tendré tiempo de seguir poniéndoos los dientes largos con mis merecidas vacaciones, que si de momento lo he comentado ha sido para justificar mi ausencia en otra oportunidad veraniega que tiene muy buena pinta: la novena edición del Queeruption, que se celebrará del 3 al 13 de agosto en Tel Aviv.

Y esto del Queeruption, ¿qué es?, se preguntarán varios lectores -suponiendo que después de tanto tiempo sin actualizar este chisme, me quede alguno, claro-. La organización lo define como "un encuentro radical queer", basado en la propia iniciativa de l@s asistentes, horizontal y que busca estrategias de acción política comunes desde lo queer.

Y esto de "LO QUEER", ¿qué narices es?, seguirá preguntándose algún lector despistado... 'Queer' es un término anglosajón que, traducido al español, sería algo así como "raro", con una connotación claramente peyorativa. En el inglés coloquial se ha venido usando habitualmente como un insulto equiparable al "maricón" español, y, en los 90, surgió como denominación contestataria a la sexualidad 'normal' (o más bien, normativizada), a los roles de genero, a la categorización de las sexualidades y las orientaciones sexuales, a las construcciones sociales y culturales de la identidad. "Queer" es, según la web del Queeruption, "la esperanza de generar un sentimiento de radicalidad, diversidad y perversidad" que, frente a las identidades construidas e impuestas a partir de la diferenciación sexual, cuestione el orden establecido. Ya, ya sé: qué grandilocuente suena. Pues en realidad es mucho más sencillo y más complejo que todo eso. Pensadlo un momento: ¿se os ocurre una forma más completa, más global, y por eso mismo, más radical, de cuestionar el orden de las cosas que a partir de lo que es socialmente "ser hombre", "ser mujer", "ser heterosexual", "ser gay", "ser -incluso- activo o pasivo"?, por ejemplo... Tirar de ese hilo de reflexiones nos lleva directamente a confrontar con el esquema sexista y patriarcal que nos moldea.



Pero además de todo ello, el hecho de que después de lugares como Nueva York, Londres, Sidney o Barcelona, el Queeruption 9 se celebre en Tel Aviv, en Israel, tiene connotaciones muy importantes. Como sabéis, Israel es un Estado que difícilmente puede ser considerado otra cosa que criminal, que ejerce una fuerte opresión y métodos de apartheid hacia la población palestina, además de la ocupación ilegítima de sus territorios. Sin embargo, en un maravilloso barniz progre y liberal, el Estado israelí está promocionando la celebración este año del "World Pride" (la celebración internacional 'oficial' del Orgullo Gay) en Jerusalén, una explosión de hipocresía y mercantilización de las luchas por la liberación sexual. Por ello, el Queeruption tiene más sentido en Tel Aviv que en ningún sitio: el nervio inconformista de quienes se definen como rar@s respeto a cómo están las cosas cobra total fuerza en una situación extrema de militarización y persecución. Cuestionar el heterosexismo es cuestionar el militarismo, el imperialismo, el capitalismo. Es luchar, pues, contra la ocupación y el genocidio, y contra la conversión de las luchas por la diversidad sexual en un objeto de consumo. Y es hacerlo pisando el lado irreverente del camino. Porque lo que más jode a lo políticamente correcto es que nos atrevamos a divertirnos: a ir por la vida como si fuese nuestra.

En fin, que no quiero daros más la chapa... Simplemente comentaros que, si podéis, os déis "un paseo" por Tel Aviv del 3 al 13 de agosto, para comprender de primera mano el conflicto de Oriente Medio y para tejer redes queer y pasarlo chachipirulijuanpelotilla. Desde Madrid gente interesada ya está poniéndose manos a la obra para rastrear billetes lo más baratos posibles. Ahhhh, y si os interesa indagar más en teoría queer, anotaos los siguientes títulos:

- "El pensamiento heterosexual", de Monique Wittig (Editorial Egales).
- "Teoría Queer. Políticas bolleras, maricas, trans y mestizas", coordinado por David Córdoba, Javier Saéz y Paco Vidarte (no recuerdo la editorial... pero aprovecho para decirle a mi querida hermana Carmen, que sé que lee el blog, ¡¡que me devuelva el libro!!).
- "El eje del mal es heterosexual", del Grupo de Trabajo Queer de Madrid (Editorial Traficantes de Sueños). Aprovecho también para decirle a Favio/Bender que me lo devuelva, te quiero decir...
- Visitad la web de Hartza.

Pos nada, gente, como véis llevaba un montón sin escribir pero lo he cogido con ganas... A pasarlo bien!