martes, 28 de marzo de 2006

Llegar lejos

Aunque casi nadie lo sabe y a nadie parece importarle, el gobierno de las universidades se hace a través de órganos democráticos (más o menos) con representación de todos los sectores de la comunidad universitaria (más o menos). Eso significa, 'speaking in silver', que de cuaaaandoooo en cuaaaandooo hay elecciones. En la Complu, se celebran elecciones a Claustro (el meollo central de toda la universidad) y a Juntas de Facultad (el meollo particular de cada facul) el martes que viene, 4 de abril. Se supone, aunque casi nadie se da cuenta y a nadie parece importarle, que la campaña electoral está en pleno auge...

No voy a daros el post tontón sobre la poca repercusión que todo esto tiene en la vida de cualquier estudiante a causa de la nula información sobre cómo es el gobierno democrático de la universidad (algo que, probablemente, nadie se crea). Ni voy a hacer un aburrido alegalato panfletario sobre la importancia o inutilidad de participar. Ni voy a pedir el voto para nadie...

Pero sí voy a decir a quién voy a votar para que me represente en la Junta de Nuestra Señora del Hormigón (uséase, la facultad de Ciencias de la Información): a las candidaturas de la Asociación Pepe Carvalho, integrada en la coordinadora Estudiantes de Izquierdas. ¿Por qué? Porque empatizo con sus propuestas. Porque conozco a su gente, que es la mar de maja y de fiar. Y por su cartel electoral, que no puedo colgar 'literalmente' aquí porque no he encontrao ninguna copia en versión digital por el internete, pero que básicamente homenajea a la más célebre de las estudiantes que han pasado por la facultad con una imagen y un texto más o menos así:


En esta facultad, sí se puede llegar muy lejos
...Si no te lo crees, el próximo 4 de abril vota las candidaturas de la Asociación Pepe Carvalho
¿No es genial?
Por cierto, no os perdáis este link, seguramente financiado por alguna organización republicana radical.

jueves, 23 de marzo de 2006

Mundos paralelos, mundos para-lelos

Estaba yo ejercitando mi derecho al momento friki, que es una cosa de lo más normal en este rato tonto de tarde partida por la mitad, dando tumbos por laberintos cibernéticos de lo más rancio.

Lo hago de vez en cuando, reconozco que más de lo que mi todavía sano juicio se merece... Se trata de mi ración de webs de la cutre-derechona, tan plural y tan unida: el liberal-pinotechismo (fantástico término acuñado por mi colega Ricardo Royo-Villanova, quien por cierto, si quisiese, a poco que enlazase desde su blog la web de 'Gran Hermano' entraba en todas las discotecas de Madrid con pase VIP, de fijo) que representa Libertad Digital, el sotanismo de la Cope, el humanismo cristianísimo neocon de HazteOír... En fin, que andaba yo esta tarde en concreto interesao en cómo recogen estos medios de desinformación el cotarro de la tregua etarra. Por cierto, estupenda la encuesta de HazteOir, no os la perdáis (también la recomienda Salva en su bitácora).

El caso es que en este paseíto a las tinieblas facinerosas del internete, me he dejao caer en una web que descubrí la semana pasada precisamente a través de HazteOír: Forum Libertas, un "diario digital de inspiración cristiana". Y lo he flipao. No porque dijesen ninguna atrocidad a propósito del alto el fuego, sino todo lo contrario: porque no decían absolutamente nada. La actualidad entera bulle por la posibilidad del final de la violencia etarra, y estos cristianos tan inspiraos están a otra cosa... La noticia que abre su web, os lo juro, es la siguiente:



"El 25% de los inmigrantes pierde la fe al poco de llegar a España"

Lo mejor del notición, dos cosas: el trágico testimonio de una madre de familia ("Nos volvemos a Colombia, porque nuestros hijos están perdiendo la fe") y esta foto que la acompaña (que alguien me lo explique):



Por lo demás, el diario habla también de la desprotección de las parejas de gays y lesbianas ante la Ley de Violencia de Género (curioso cómo se pone del lado de esta panda de pervertidos con tal de arremeter con un proyecto legislativo rojojudíomasónico) o de cómo España es el país que más implanta "la ideología de género" (¿lo qué?)... entre otras muchas perlas.

Y de ETA y el alto el fuego y las respuestas de los partidos, instituciones y terceros países ante tal evento.... Nada. Debe de ser que Forum Libertas es un diario que cubre información de otras dimensiones, rollo Matrix... mundos paralelos... ¡Y sin desperdicio!

...Que sí, mangurrinos, que sí, que ya sé yo que estáis deseando de verlo, que no me se olvida. Aquí tenéis la joyita, Forum Libertas, en un click.

Haiku 10

10

queda en el cuello
una isla en memoria
de aquel deseo

El camino

Ante el anuncio de ETA de ayer, y el lógico alboroto en la opinión pública, la agenda política y las conversaciones de café a media mañana, uno se encuentra algo abrumado. Gratamente abrumado, supongo. La corrala ha amanecido gris y llovida, pero no es un día triste. Es un día tranquilo, que contiene con calma la agetreada actividad. Un día a la espera. Mientras me echo el 'after-shave' y me ato los cordones de los zapatos, oigo de fondo cómo brota de la tele encendida la voz de un Zaplana haciendo malabarismos por conciliar la actitud camorrista y crispante de siempre con una realidad que ha ahuecado más que nunca sus palabras.

Y, de repente, Zaplana se ha callado. Se ha ido la luz en casa. Han sido treinta segundos: los justos y suficientes como para devolverme a la espera tranquila, grisácea pero apacible, del cielo de hoy.

Ya lo dijo Gandhi. No hay caminos para la paz, la paz es el camino.

lunes, 20 de marzo de 2006

Silencio

Hoy se han cumplido tres años. El 20 de marzo de 2003 Bush y los demás macarras de las Azores (Aznar incluido) empezaban la guerra de Irak. No se me olvidará nunca cómo en la Complutense se paralizaron las clases, cómo los estudiantes salimos de las facultades y, en masa, ejerciendo la pacífica desobendiencia civil, cortamos el tráfico con cada paso que dábamos e improvisamos una manifestación desde Ciudad Universitaria hasta el Congreso de los Diputados. En Moncloa, en la calle Princesa, en Plaza de España, en Gran Vía, en Montera, en Sol, en Carrera de San Jerónimo, la gente salía del metro y de las tiendas y de los portales, abandonaba las aceras, y se unía a la calzada en pie de paz.

"La Universidad no se va a callar", gritábamos.

El 20 de marzo de 2006, la Universidad y todo el mundo se ha callado. Pero, ¿Irak dónde quedaba, oiga?

miércoles, 15 de marzo de 2006

Paaa-taaa-taaaa

...Me imagino al fotógrafo...

"Sonrían al pajarito, venga, no me sean grises, alivien la tensión con un apretón de manos, como buenos rivales. Italia entera espera ver un pelín rebajada la crispación, y, más que eso, quiere ver que ustedes pueden ser la mitad de salerosos que Vladimir Luxuria o la nieta de Mussolini... Hala, hala, desestiren el gesto, joéeee... Okey, misión imposible. De donde no hay..."

Haiku 9

9
entre el papel y
la tinta hay un callado
desasosiego

martes, 14 de marzo de 2006

He dicho que no

Todo empezó hará un par de semanas.

Iba yo tan tranquilo, y al pasar delante del Corte Inglés de Argüelles, en la calle Princesa, me fijé en un chico muy mono, parado como una estatua con una carpeta en la mano. Parecía un pelín pijo, cierto es, pero tenía su aquel. Pasé de largo y, tres pasos más allá, estaba plantada una chica, esta sí que descaradamente pija al estilo clásico, con exactamente la misma pose y una carpeta igualita, que observé detalladamente: no, no la tenía forrada con la foto de Brad Pitt. El reverso de aquel apañao soporte de plástico azul tenía una pegatina que no daba lugar a dudas. En efecto, ahí estaban, confirmando los rumores malintencionados del rojerío y la masonería, confirmando también los delirios de poder de Mariano Rajoy. Vamos, que aquello de recoger firmas "porque todos tenemos derecho a decidir" no era un vacile ni una calentura de la lengua.

-¿Quiere usted firmar por la Unidad de España? -le preguntó aquella chica a una señora con el pellejo de un animal matado para ello por abrigo.

-Uy, niña -contestó la señora, con una sonrisa francamente siniestra-, ojalá pudiese firmar más de una vez, ojalá, ojalá...

Seguí andando. Tres pasos más, y, bingo: un nuevo recoge-firmas. "Mierda, a este le conozco". Era un militante de Nuevas Generaciones con el que había coincidido la semana anterior en un programa de radio a cuya "tertulia joven" acudo a veces en representación de Jóvenes de IU. Cruzamos las miradas, me reconoció: me saludó, integrándome en la conversación que mantenía con una señora.

-Mire, mire, señora, este chico es de Izquierda Unida pero somos amigos.

¿Amigos? Estuve a punto de contestar algo así como: "Amigos, no, tontorrón, díselo, somos novios", pero encogí los hombros sin palabras, flipando. Me despedí muy educadamente.

-A ver qué tal se nos da -me dijo él señalando la carpeta, cuando yo ya me alejaba Princesa abajo.

-Espero que mal -sonreí yo, guiñándole un ojo. Ante todo, sinceridad.

Pero no se acaba aquí la cosa... Dos días después, había quedado con unas compañeras de clase para hacer una práctica de Realización. La cita, precisamente, era la puerta del Corte Inglés de Argüelles. Mientras esperaba, junto a otro amigo, un montón de niños peperos que no deberían superar ninguno los 17 años, revoloteaban con su "QuiereustedfirmarporlaunidaddeEspaña" y sus carpetas estampadas con gaviotas. Por fin, uno se nos acerca.

-Ah, ¿pero España se rompe? -le pregunta mi amigo, con cínica ingenuidad.

-Síiii -dice el chaval-, es contra el Estatuto de Cataluña, para que no se rompa la Constitución de 1975.

Madre mía, 1975. Lo de estos chicos es más grave de lo que parecía. En fin, que seguimos vacilándole durante medio minuto más, diciéndole que si estaba cogiendo frío, que si éramos unos separatistas peligrosísimos, y el chico nos dedicó un entrañable "Gilipollas" y se fue.

Pero, de nuevo, la historia continúa. Hoy mismo, dos semanas después del episodio (con un comentario sobre el tema en el blog de Paloma incluido), he vuelto a pasar por delante del escenario. Y, claro, allí estaban. Esta vez ha sido una mujer de ésas superrubias-liberales-liberadas-con-base-de-maquillaje-naranja la que se ha acercado a mí y, antes de que me dijese nada, le he dicho:

-Me da igual.

Ella ha intentando desglosar todo el rollete aprendido en la jornada de adiestramiento de turno, y yo, que soy un rojo maricón de Rivas de escuela pública, la he interrumpido:

-He dicho que no.

Y me he ido, tan digno de la vida, convencido de mi gran hazaña política, como una nueva Mariana Pineda suelta por la calle Princesa. Lo más gracioso es lo que me ha dicho la mujer, mucho más educada que yo, cuando me perdía entre la gente:

-Hay que firmar contra Zapatero, que es un radical.

Hay que joderse. Ésta no ha visto a un radical en su vida.

lunes, 13 de marzo de 2006

SEÑORA A PUNTO DE CUMPLIR LOS 75 AÑOS BUSCA JÓVENES

SEÑORA A PUNTO DE CUMPLIR 75 AÑOS DE EDAD
BUSCA JÓVENES QUE LA ESCRIBAN
Pero, ¿cómo?

¿...Que tienes menos de 35 años...

...eres un poco rojeras...

...eres republican@...

....te mola juntar letras y contar historias...

...quieres rendir homenaje a la generación de nuestr@s abuel@s que luchó por la libertad...

...te apetece gastarte 150 euros en literatura crítica y comprometida...

...y todavía no te has enterado?

¿...O no has vencido la pereza del folio en blanco?

Pues muy mal, chic@, muy mal. Ya estás tardando. Desde Jóvenes de IU-Rivas queremos refrendar nuestro compromiso con los valores y conquistas que trajo la II República en el 75º aniversario de su proclamación. Participa, escribe, construye república con nosotr@s.

Consulta las
bases.

¡¡pásalo!!

viernes, 10 de marzo de 2006

Café, pereza. Imbécil.

Todo el mundo tiene la mañana la mar de ajetreada, sin posibilidad de abrir un paréntesis para el desayuno. Yo también ando un poco desbordado, pero ese paréntesis no me lo quita nadie. Son las once y veinte, no he tomado nada en casa antes de salir: necesito un café y un 'algo' de picar. Hoy me voy yo solo. Camino a la cafetería de todos los días, decido que no, que hoy cambio y me voy a la nueva taberna que el Rodri (que más que tabernero, es una institución en Rivas) ha puesto en el centro comercial recién abierto al lado del Ayuntamiento y el centro cultural. En la Taberna del Rodri es donde mejor se tira la cerveza en este pueblo-ciudad, pero todavía no son horas de cañas. Antes de llegar, paso junto a un expositor del '20 minutos'; cojo un ejemplar: mi compañía en el desayuno esta mañana.

-Un café con leche y un pincho de tortilla -le digo a la camarera.

Abro el periódico. Parquímetros, OPAs, estatutos, cambios climáticos. Mi mirada sobrevuela las noticias en un ejercicio que, más que lectura superficial, es simple paseo. De alguna manera, las noticias de hoy sobre todos esos temas son las noticias de siempre. Y siento una tremenda pereza hacia todo: la actualidad que me desborda y que es espejo de un mundo que no hay por dónde coger; pereza del café y el pincho de tortilla (me apetecería más una caña, qué narices); pereza del saludo cordial que hay que dedicar a los conocidos que pasan ante mi mesa; pereza de esa canción de 'Pereza' que suena en todas partes, también en el hilo musical del centro comercial. Pereza de tener que seguir trabajando cuando acabe el desayuno. Pereza de pasar la página del periódico.

Pero la paso. Y ahí están: unas declaraciones de Jesús Patiño, que perdió a su mujer embarazada de 7 meses y a ese hijo esperado en los atentados de los que mañana hará dos años. Leo algo que dice: "Me duele no haber podido ver el último segundo de vida de los dos. Quiero recuperar esas sensaciones, encontrar a la gente que los vio, que los atendió... Tener la parte de la historia que me falta".

Levanto la mirada del periódico, con la vista un poco borrosa por el anuncio de una lágrima. Y me siento imbécil: delante de la tortilla, con el café a medias, con la mesa de la oficina esperándome llena de papeles, con la reunión de esta tarde apuntada en la agenda, con los parquímetros y la OPA y los estatutos; imbécil con toda mi pereza...

...Que más que pereza es, simple y llanamente, un lujo indigno. La parte de la historia que me sobra.

martes, 7 de marzo de 2006

Ocho de marzo

Mañana es 8 de marzo. Dejo caer por aquí el cartel que la CGT ha sacado este año a propósito de la fecha.


Mañana es 8 de marzo y me voy a enmarcar mi mirada con una moldura de violetas, y a romper el cristal con el que miro el mundo todos los días(a mi pesar, pero así es, como lo mira todo el mundo), y a recordar, en definitiva, que el orden es efímero y susceptible de ser dado la vuelta como un calcetín. Mañana voy a ir con las costuras visibles y a subrayar una de las pocas certezas, muy sencilla y compleja, que tengo: No habrá un mundo más justo sin las justas reivindicaciones de las mujeres.

A las 20 horas, en la plaza de Jacinto Benavente y hasta Atocha, sale la manifestación de cada año. Yo estaré por ahí, remoloneando, luchando, gritando, compartiendo con la gente de Jóvenes de IU-CM y de Liberacción. ¡Porque somos malas... y podemos ser peores!

domingo, 5 de marzo de 2006

Papel de regalo

Hace un día precioso. Un sol espléndido. Y se ha puesto a nevar.

Escucho a Cesarea Evora mientras veo cómo el viento zarandea las hojas de los jardines y el sol empapa todo de una luz que parece un par de manos desenvolviendo un regalo.

Hace un rato, me he enterado de que una de mis mejores amigas ha roto con su chico, zanjando una historia de idas y venidas de casi tres años. En un rato iré a tomarme un café con ella, a animarla (aunque no sé cómo, y es raro verse en una situación así), a abrazarla (eso siempre sé cómo hacerlo). Me gustaría poder recortar la vista que me da la ventana junto al ordenador y llevársela. No por la vista en sí, sino por la poderosa luminosidad, por ese cielo azulísimo y esas nubes blancas y grises que van pasando, por ese sol que se fusiona con la música de Cesarea Evora (mestizaje del fado portugués y los tonos étnicos de su Cabo Verde), por esos timidísimos copos de nieve que nadie entiende muy bien por qué están cayendo.

El capricho de la naturaleza y su belleza hoy forman seguramente para mi amiga un extraño invitado en el banquete de la capacidad de decisión humana. Extraño, pero también alentador.

Hace un día precioso. Imagínate, amiga, los que quedan por venir.

jueves, 2 de marzo de 2006

Feliz cumpleaños, Diagonal

Mañana, 3 de marzo, Diagonal cumplirá un añito de vida, un añito dando la tabarra, abriendo grietas en el muro del pensamiento único y la opinión publicada. Haciendo discurso, un discurso plural, siendo el cruce informativo de todo lo que se mueve por "otro mundo posible". A pesar de los errores, que los ha cometido, ha sabido ir convirtiéndose en referente. Y no es nada fácil: el mundo editorial y de distribución de la prensa escrita es un berenjenal del copón, mucho más cuando no se tiene un grupo mediático potente detrás.



Espero que cumplan muchos más. De momento, para celebrarlo, esta noche os quiero ver a todas y todos en la Fiesta que celebran en la Sala Caracol (c/ Bernardino Obregón, 18 - Embajadores o Palos de la Frontera). La entrada es libre y gratuita, y el jolgorio empezará a partir de las nueve. A eso de las diez estaré por allí, con mi divinísima Tania.

...Y no me seáis gañanazos: la mejor manera de colaborar con Diagonal es comprarlo cada dos jueves. O mejor: suscribiros. Así que ya lo sabéis: de mañana, no pasa.

Una Noche en la Ópera

No, amigas, amigos, no voy a hablar de la película de los hermanos Marx, aunque me encanta y es una de mis preferidas. Lo que vengo aquí a contar ahora es la velada que me regaló mi fantástico amigo Kike, como buen y generoso abonado al Teatro Real que es. El martes me invitó a acompañarle a la última representación de "El elixir del amor", y aún ando yo flotando en el limbo musical.

Pasar una tarde con Kike paseando y callejeando por Madrid (una de sus pasiones, el muy castizo...) es siempre una pasada. Pero si, además, se concluye el rato con otra de sus pasiones (la ópera), y si todo ello va aderezado con un sentido del humor que no da tregua (como el mío: vaya duelo de titanes, jeje), entonces no se puede pedir más. En el caso concreto de la ópera, Kike me estuvo ilustrando, al llegar al Teatro Real, que se trataba de una obra "muy de Donizetti" (el autor), esto es, perfectamente encuadrada en la transición del clasicismo al romanticismo, donde la sobriedad y la comicidad, lo contenido y lo folletinesco, se trenzan. Me dio alguna pista más para contextualizarla y para que no me perdiese al arrancar la función... y la función empezó.

Qué pasada. Era como estar ante una partitura que había tomado cuerpo en el aire, con una música que sudaba desde el ambiente hacia dentro de cada espectador, con una explosión de color y movimiento poderosísima. Sí, ya véis que no sirvo como crítico de ópera, jeje, porque hablo, básicamente desde la conmoción. Había estado un par de veces antes en la ópera (una de ellas, en el célebre Teatro Colón, de Buenos Aires, que uno es un chico de mundo), pero ciertamente no soy muy leído ni experto en la materia, y el montaje de "El elixir del amor" que Mario Gas ha llevado al Real (por lo visto, reciclado de uno de 1998 en el Liceu de Barcelona) me ha superado.

Una pena que fuese el último día de representación, sino os recomendaría que corrieséis a verla. Me tendré que conformar con daros envidia, jejeje.

Muchas gracias, Kike.