lunes, 19 de junio de 2006

¿Pero esto QUEER es?

Morid de envidia: este verano me voy a Argentina a ver a mi hermano y mi cuñada, que andan por allá haciendo las Américas. Me esperan veinte días entre julio y agosto que repartiré entre Buenos Aires (ay, Buenos Aires) y una provincia limítrofe con Bolivia, Salta. Pero ya tendré tiempo de seguir poniéndoos los dientes largos con mis merecidas vacaciones, que si de momento lo he comentado ha sido para justificar mi ausencia en otra oportunidad veraniega que tiene muy buena pinta: la novena edición del Queeruption, que se celebrará del 3 al 13 de agosto en Tel Aviv.

Y esto del Queeruption, ¿qué es?, se preguntarán varios lectores -suponiendo que después de tanto tiempo sin actualizar este chisme, me quede alguno, claro-. La organización lo define como "un encuentro radical queer", basado en la propia iniciativa de l@s asistentes, horizontal y que busca estrategias de acción política comunes desde lo queer.

Y esto de "LO QUEER", ¿qué narices es?, seguirá preguntándose algún lector despistado... 'Queer' es un término anglosajón que, traducido al español, sería algo así como "raro", con una connotación claramente peyorativa. En el inglés coloquial se ha venido usando habitualmente como un insulto equiparable al "maricón" español, y, en los 90, surgió como denominación contestataria a la sexualidad 'normal' (o más bien, normativizada), a los roles de genero, a la categorización de las sexualidades y las orientaciones sexuales, a las construcciones sociales y culturales de la identidad. "Queer" es, según la web del Queeruption, "la esperanza de generar un sentimiento de radicalidad, diversidad y perversidad" que, frente a las identidades construidas e impuestas a partir de la diferenciación sexual, cuestione el orden establecido. Ya, ya sé: qué grandilocuente suena. Pues en realidad es mucho más sencillo y más complejo que todo eso. Pensadlo un momento: ¿se os ocurre una forma más completa, más global, y por eso mismo, más radical, de cuestionar el orden de las cosas que a partir de lo que es socialmente "ser hombre", "ser mujer", "ser heterosexual", "ser gay", "ser -incluso- activo o pasivo"?, por ejemplo... Tirar de ese hilo de reflexiones nos lleva directamente a confrontar con el esquema sexista y patriarcal que nos moldea.



Pero además de todo ello, el hecho de que después de lugares como Nueva York, Londres, Sidney o Barcelona, el Queeruption 9 se celebre en Tel Aviv, en Israel, tiene connotaciones muy importantes. Como sabéis, Israel es un Estado que difícilmente puede ser considerado otra cosa que criminal, que ejerce una fuerte opresión y métodos de apartheid hacia la población palestina, además de la ocupación ilegítima de sus territorios. Sin embargo, en un maravilloso barniz progre y liberal, el Estado israelí está promocionando la celebración este año del "World Pride" (la celebración internacional 'oficial' del Orgullo Gay) en Jerusalén, una explosión de hipocresía y mercantilización de las luchas por la liberación sexual. Por ello, el Queeruption tiene más sentido en Tel Aviv que en ningún sitio: el nervio inconformista de quienes se definen como rar@s respeto a cómo están las cosas cobra total fuerza en una situación extrema de militarización y persecución. Cuestionar el heterosexismo es cuestionar el militarismo, el imperialismo, el capitalismo. Es luchar, pues, contra la ocupación y el genocidio, y contra la conversión de las luchas por la diversidad sexual en un objeto de consumo. Y es hacerlo pisando el lado irreverente del camino. Porque lo que más jode a lo políticamente correcto es que nos atrevamos a divertirnos: a ir por la vida como si fuese nuestra.

En fin, que no quiero daros más la chapa... Simplemente comentaros que, si podéis, os déis "un paseo" por Tel Aviv del 3 al 13 de agosto, para comprender de primera mano el conflicto de Oriente Medio y para tejer redes queer y pasarlo chachipirulijuanpelotilla. Desde Madrid gente interesada ya está poniéndose manos a la obra para rastrear billetes lo más baratos posibles. Ahhhh, y si os interesa indagar más en teoría queer, anotaos los siguientes títulos:

- "El pensamiento heterosexual", de Monique Wittig (Editorial Egales).
- "Teoría Queer. Políticas bolleras, maricas, trans y mestizas", coordinado por David Córdoba, Javier Saéz y Paco Vidarte (no recuerdo la editorial... pero aprovecho para decirle a mi querida hermana Carmen, que sé que lee el blog, ¡¡que me devuelva el libro!!).
- "El eje del mal es heterosexual", del Grupo de Trabajo Queer de Madrid (Editorial Traficantes de Sueños). Aprovecho también para decirle a Favio/Bender que me lo devuelva, te quiero decir...
- Visitad la web de Hartza.

Pos nada, gente, como véis llevaba un montón sin escribir pero lo he cogido con ganas... A pasarlo bien!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Curro!

He llegado hace unos días de Tel Aviv. En realidad no sabía nada de Queeruption y me ha dado pena no haberlo podido disfrutar... Supongo que tu darás buena cuenta de ello a la vuelta.

Me quedé sorprendido con Tel Aviv: pensábamos pasar unas vacaciones tranquilas y culturales recorriendo Israel pero el conflicto armado limitó bastante nuestras posibilidades a la hora de viajar por el país. Por todo ello hemos pasado mis amigos y yo casí toda la semana en Tel Aviv... en buena hora! Que pasada de ciudad.

Salimos todas las noches por las discotecas, pubs y garitos de ambiente. Allí no se descansa ni un sólo día de la semana, no respetan ni el sabbath! Los tíos impresionantes... existe un gran culto al cuerpo y todo el mundo luce un cuerpo fibroso bajo minúsculas camisetas de tirantes.
Por el día a ver más cuerpazos en la preciosa playa. Conocimos mucha gente y muy agradable. De hecho estamos planeando volver próximamente. Ha sido todo un descubrimiento.

Aún así dejamos un par de días para visitar Jerusalén, Mar Muerto, etc. que también merece mucho la pena. Cuando se termine el conflicto se podrá vistar también el norte con más seguridad, ahora es un poquito arriesgado por las katiushas.

Buen viaje a Tel Aviv.

Anónimo dijo...

Hola Curro, porfavor limpia tu pagina donde aparece el cura guitarrero, y esa batalla.